México

Martes 13, el día en que Rosario Robles comenzó a preocuparse

La defensa de Robles expuso a Peña y Meade para desacreditar que incurrió en una omisión, pero un juez federal aprovechó para solicitar a la FGR que aclare el papel de ambos en desvío de 5 mil mdp. Así fue el día que Rosario Robles comenzó a preocuparse.

Por Juan Omar Fierro

La defensa de Rosario Robles abrió la caja de Pandora en la audiencia en la que la ex secretaria de Estado fue vinculada a proceso por el delito de ejercicio indebido del servicio público, por lo que un juez federal solicitó esclarecer la participación del ex presidente Enrique Peña Nieto en el desvío de 5 mil 73 millones de pesos provenientes del erario.


Durante la audiencia celebrada en el Reclusorio Sur, que comenzó el lunes 12 y terminó el martes 13 de agosto, el Juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna afirmó que la Fiscalía General de la República (FGR) también debe investigar al ex candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, por el delito de ejercicio indebido del servicio público, el mismo ilícito que se le imputó a Robles Berlanga.

“Este documento no lo presentaron por accidente, es una joya y emplazo a la defensa a que presente una copia certificada del acta de entrega-recepción a más tardar el próximo 16 de agosto para que la Fiscalía decida si inicia una investigación contra Meade por el mismo delito de omisión que se investiga en el caso de Rosario Robles”, advirtió el juzgador.

Pero al mismo tiempo que abrió las puertas a que la FGR presente imputaciones contra Peña Nieto y Meade.

Se cerraron las puertas del Reclusorio Sur y perdió su libertad. Deberá enfrentar prisión preventiva justificada por dos meses más y en lugar de ir a su casa, dormirá en el penal de Santa Martha Acatitla.

El nombre del ex presidente Peña Nieto fue llevado a la sala de audiencias por los abogados defensores de Rosario Robles que intentaron desacreditar la imputación de la FGR sobre la omisión de la ex Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Urbano y Territorial (Sedatu) de avisar a su superior jerárquico sobre los desvíos multimillonarios en ambas dependencias.

El abogado Óscar Rogelio Ramírez Santiago sostuvo que no se podía afirmar que Rosario Robles no comunicó al ex presidente sobre la triangulación de recursos públicos y agregó que el ex mandatario conoció las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre Sedesol y Sedatu a través de la propia ex secretaria de Estado.

De acuerdo con el defensor, Robles Berlanga tuvo comunicación con Peña Nieto sobre las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a Sedesol y Sedatu mediante los canales de comunicación que la ex secretaria de Estado mantenía con el ex mandatario: llamadas por la red federal o teléfono rojo, reuniones de gabinete y giras de trabajo.

El abogado agregó que la FGR no realizó ningún acto de investigación para acreditar que Robles no informó a su superior jerárquico (el Presidente Peña) sobre los desvíos multimillonarios, por lo que pidió aplicar el principio de presunción de inocencia a favor de su clienta.

Meade fue informado por Robles de auditorías para investigar desvíos en Sedesol

Otro documento que presentó la defensa de Robles para tratar de desacreditar la acusación de la FGR fue el Acta de Entrega-Recepción que firmaron la ex jefa de Gobierno capitalino (Sedesol) y el ex candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, cuando Rosario dejó la Sedesol en manos de Meade Kuribreña.

“En el acta de entrega-recepción, folio del 630 al 633, se le informaba a Meade que se encontraban abiertos varios procedimientos de fiscalización por parte de la ASF, por lo que Rosario Robles ya no era la responsable del cumplimiento de las observaciones sino el nuevo titular de la dependencia”, explicó el abogado Ramírez Santiago.

Los abogados defensores encabezados por Julio Hernández Barros también presentaron documentación del Órgano Interno de Control (OIC) de Sedesol en las que se concluía que no existía ninguna irregularidad, por lo que se desestimaron las observaciones realizadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre los convenios generales y específicos firmados por esa dependencia con universidades públicas y televisoras públicas estatales.

La defensa de Robles también presentó sendos oficios de 2015 y 2016 en los que se instruía al ex Oficial Mayor de Sedesol y Sedatu, Emilio Zebadúa González, dar respuesta a los pliegos de observaciones; así como un tercer oficio del 2017 en el que finalmente Robles Berlanga aceptó poner fin a la subcontratación de universidades públicas para el desvío de dinero público hacia empresas fachada.

Otro dato de prueba que la defensa intentó hacer valer para descartar la responsabilidad de Robles en la omisión que permitió el desvío de 5 mil 73 millones de pesos mediante el esquema de la llamada Estafa Maestra y la #OperaciónEntregables, recurriendo para ello a la subcontratación de entes públicos, la firma de contratos simulados, fabricación de expedientes, falsificación de firmas y la creación de empresas fantasma, fue el tiempo en que la ASF se tardó en dar conocer los dictámenes finales de irregularidades

El defensor Óscar Rogelio Ramírez explicó que los pliegos de observaciones y los dictámenes de irregularidades se dieron a conocer hasta 3 años después de la firma de los convenios entre Sedesol y Sedatu con las universidades públicas y televisoras estatales; por lo que ya no se podía recuperar el dinero ya erogado y en la mayor parte de los casos correspondía a Meade solventar las impugnaciones o irregularidades.

El fallo judicial que puso fin a la sonrisa de Rosario, su defensa sugirió que FGR cite a EPN

Los fiscales de FGR que litigaron contra Rosario Robles comenzaron la audiencia con fallas, pero tuvieron la ayuda inesperada de un juzgador federal que desde el jueves pasado había dado muestras de ser estricto con ambas partes.

Los primeros en ser amonestados por el impartidor de justicia fueron los agentes del Ministerio Público que se negaron a recibir los datos de prueba que la defensa de la extitular de Sedesol y Sedatu recopiló el fin de semana.

Luego vino el debate para la aceptación de los datos de prueba que presentó la defensa. Los abogados de Robles se impusieron claramente a la Fiscalía y lograron que se les aceptarán 32 de los 35 elementos de descargo que llevaron a audiencia.

Posteriormente, la defensa presentó un largo alegato para solicitar que se desechara la imputación de la Fiscalía. Incluso, la defensa de Robles consideró que la FGR podría hacer requerimientos al ex titular del Ejecutivo Federal, Enrique Peña Nieto, y al ex Secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, para que ambos aclaren si Rosario fue omisa o no al denunciar el desvío de más de 5 mil millones de pesos.

“Ya no había forma de evitar el daño al erario, cuando los dictámenes de la ASF fueron notificados a Robles el dinero ya había sido erogado “, explicó el abogado Julio Hernández Barros.

La respuesta del Juez de Control, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, fue contundente: Rosario Robles estaba obligada a actuar en Sedesol y Sedatu contra sus colaboradores.

“Les permitió actuar de forma tácita, esos funcionarios eran parte de su equipo como Emilio Zebadúa, hay dolo directo por no detenerlos. Si hubiera querido habría hecho uso de sus facultades legales, pero simplemente no quiso hacerlo, lo hubiera informado por escrito”, sentenció.

Consideró que el argumento de que el dinero ya había salido de las arcas públicas cuando fue notificada de las irregularidades por la Auditoría “es un acto de cinismo, su responsabilidad viene de saber y no hacer nada, debió evitar la suscripción de estos convenios que estaban llenos de irregularidades”.

El juzgador federal también calificó como “una burla” que la defensa argumente la existencia de cartas firmadas por los rectores de universidades públicas en los que estos afirman que tienen capacidad para cumplir con los contratos que se les asignen, sin que ninguna autoridades de Sedesol o Sedatu lo haya investigado o corroborado.

Por lo anterior, el juez dictó auto de vinculación a proceso a Rosario Robles por dos cargos de ejercicio indebido del servicio público, uno por Sedesol y otro por Sedatu, mismos que sumados podrían alcanzar hasta 23 años de prisión.

Ya sin nada que perder, la Fiscalía solicitó seis meses de prisión preventiva justificada contra Rosario Robles, argumentando riesgo de fuga. El fiscal aderezó su petición con una frase que molestó a la defensa.

“La imputada dice que viene a dar la cara, pero lo viene a hacer seis años después de que comenzaron los desvíos, la señora Robles Berlanga sentía que contaba con ‘el manto protector’ de Peña Nieto, después del ‘no te preocupes Rosario’, pero antes del 2018 nadie se había atrevido a tocarla con el pétalo de una denuncia penal”, concluyó el fiscal.

Rosario intentó defenderse, sin sonrisa y voz entrecortada, intentó que el juez desestimara el riesgo de fuga para evitar la prisión justificada. “No he involucrado a Peña Nieto y a José Antonio Meade en ningún delito, mis cuentas están congeladas y no me puedo mover a ningún lado”, aseguró Robles.

Pero el impartidor de justicia no se ablandó y la ex jefa de Gobierno ya no abandonó la sala de audiencias. Fue ingresada al Reclusorio Sur para ser trasladada al penal femenil de Santa Martha.

Su vestido blanco perdió todo significado, hoy mismo deberá mudar de ropa.




Source link

Mostrar más

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar