México

Mujeres en México sufren violencia obstétrica y muerte materna; prevalece impunidad: organización

En los últimos 5 años3 de cada 10 mujeres que tuvieron al menos algún parto sufrieron algún maltrato por parte de quienes las atendieron, mientras que la Razón de Muerte Materna aumentó 37.9% en 2020, de acuerdo con el informe del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) y la organización Impunidad Cero.

De acuerdo con el informe Justicia Olvidada: violencia e impunidad en la salud reproductiva, en México prevalece impunidad ante la violencia obstétrica y la muerte materna.

La violencia obstétrica ocurre en los servicios de salud públicos y privados y consiste en cualquier acción u omisión por parte del personal que cause un daño físico o psicológico durante el embarazo, parto y puerperio.

Esto incluye la falta de acceso a servicios de salud reproductiva, un trato cruel, inhumano o degradante, o un abuso de medicalización, menoscabando la capacidad de decidir de manera libre e informada sobre dichos procesos reproductivos.

Las organizaciones detallan que en 2016, la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones de los Hogares (ENDIREH) registró que de las 8.7 millones de mujeres que tuvieron al menos un parto entre 2011 y 2016 en México, 33.4 por ciento refirieron haber sufrido maltrato por parte de quienes las atendieron.

Entre estos se encuentran método anticonceptivo o esterilización involuntaria, o presión para aceptar alguno de estos, ofensas, anestesia denegada, firma involuntaria de papeles, retrasos en la atención, gritos y regaños, entre otras.

Entre las violencias obstétricas se encuentran las cesáreas injustificadas. En México, de las mujeres encuestadas en la ENDIREH cuyo parto fue cesárea, el 10% no fue informada de la razón para la cesárea y al 9.7% no le pidieron autorización para realizarla.

Otra manifestación es la imposición de algún método anticonceptivo —temporal o permanente— sin un consentimiento previo, libre e informado. La ENDIREH reportó que al 13.95% de las mujeres les colocaron algún método anticonceptivo o las operaron o esterilizaron de forma permanente sin su consentimiento.

Para el informe, las organizaciones enviaron aproximadamente 510 solicitudes de información sobre las quejas o casos registrados de violencia obstétrica y muerte materna desde enero de 2015 a diciembre de 2020.

El GIRE señaló que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reportó 710 quejas y 47 recomendaciones por casos de violencia obstétrica; de estas últimas solo 21.3% se cumplieron totalmente.

Por su parte, las comisiones locales de derechos humanos reportaron 712 quejas y han emitido solo 195 recomendaciones para estos casos. De éstas solo el 26.7% se han cumplido en su totalidad.

A pesar de existir denuncias por violencia obstétrica, en los estados en los que esta conducta se encuentra tipificada como delito (Aguascalientes, Chiapas, CDMX, Guerrero, Quintana Roo, Yucatán y Veracruz), no se ha emitido ninguna sentencia en los últimos cinco años.

El GIRE contabilizó que de las quejas administrativas por violencia obstétrica dirigidas a las secretarías de salud locales, seis instituciones respondieron no tener registro, tres no ninguna y solo 13 manifestaron haber recibido al menos una queja administrativa.

En estas últimas se recibieron 140 entre enero de 2015 y diciembre de 2020, las cuales se concentran en su mayoría en los estados de Guerrero (38), Querétaro (22), Jalisco (16) y Sonora (16). Por su parte, la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) recibió 72 quejas por maltrato entre 2011 y 2019.

A su vez, la muerte materna ocurre por cualquier causa relacionada o agravada por la violencia obstétrica. Debido a es estructural y prevenible se trata“violación de derechos humanos que es responsabilidad del Estado”, señala el GIRE.

En México la Razón de Muerte Materna (RMM) durante 2020 fue de 46.6 defunciones por cada 100 mil nacimientos estimados. Esta cifra aumentó 37.9% respecto al año anterior. En 2018, la incidencia de muerte materna fue de 33.9%.

Entre enero de 2015 y diciembre 2020 se presentaron 24 quejas por casos de muerte materna, de las cuales la mayoría se encuentran en archivo por falta de elementos (62.5 por ciento).

Irene Tello, directora ejecutiva de Impunidad Cero, recalcó que las cantidad de quejas no refleja el número de casos, sino que hay un desconocimiento por parte de las mujeres de que pueden acceder a estos recursos.

Ante la problemática Tello reiteró que la vía punitivista no es la respuesta para resolver este problema, ya que no han habido sentencias. Asimismo, en muchos casos implica un proceso revictimizante.

Asimismo, subrayó que en el país existe impunidad, la cual debe entenderse como falta de acceso a la verdad y a la reparación del daño y no solo como ausencia de castigo.

El informe encontró que en los casos de violencia obstétrica, el tiempo promedio desde el registro de la queja en las comisiones locales hasta la emisión de una recomendación fue de 606 días, mientras que para los casos de muerte materna fue de 728 días.

Por su parte, la CNDH tardó en promedio 665 días, desde la presentación de una queja por violencia obstétrica hasta su conclusión, para la emisión de una recomendación.

De acuerdo con el informe, la violencia obstétrica y las muertes maternas en México están relacionadas con “las deficiencias estructurales que aquejan al Sistema de Salud y que constituyen un obstáculo para la atención médica de las mujeres y personas con capacidad de gestar”.

Frente a esto, el GIRE recomendó a las instituciones de salud que implemente estrategias de prevención y garantice su implementación. Asimismo, incorporar la perspectiva de género. Además, las comisiones de derechos humanos deben garantizar la reparación integral.


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba