En la Cocina

Organice un intercambio de galletas navideño

La temporada navideña se trata de pasar tiempo con amigos y seres queridos. Organizar un intercambio de galletas es una excelente manera de tener una reunión informal y, en el proceso, terminar un paso por delante de su programa de horneado navideño.

Cómo organizar un intercambio de cookies

En términos generales, todos los que asisten a un intercambio de cookies hacen una docena de un tipo de cookie para cada persona que asiste. Entonces, si tiene ocho personas intercambiando galletas, entonces cada persona hace ocho docenas. Puede parecer mucho, pero la mayoría de las recetas de galletas hacen al menos tres docenas de galletas, por lo que solo preparará unos pocos lotes.

Puede planificar una entrega simple en la que todos se reúnan en la casa de alguien para intercambiar galletas y charlar con un café u organizar algo más elaborado. Considere hacer una tarde o noche e incluya entremeses, bebidas y postre. ¡No querrás comer las galletas que todos han traído todavía!

Envíe invitaciones o haga planes directos con los participantes al menos un mes antes de la fecha de su intercambio de cookies y envíe un recordatorio al menos una semana antes. Diciembre es un mes ajetreado para casi todos, y no querrás estar luchando en el último minuto por una fecha que funcione para todos los involucrados. También querrá especificar la hora en que comenzará el intercambio y cuándo terminará.

Para obtener los mejores resultados, apunte a entre 8 y 12 invitados confirmados. Planee invitar más que eso, porque siempre habrá cancelaciones. Asegúrese de informarles a todos los que van a venir cuántas personas estarán allí y cuántas galletas necesitarán traer.

Para mantener las cosas justas y garantizar que todos obtengan del intercambio el mismo esfuerzo y gasto que pusieron en él, hay algunas pautas que debe tener en cuenta.

Haga de las galletas de Navidad su tema y establezca reglas básicas

La idea detrás de un intercambio de cookies es reducir la cantidad de tiempo que pasa haciendo sus propias galletas navideñas. Como solo preparará un tipo de galleta, también puede comprar sus ingredientes a granel y ahorrar algo de dinero. Asegúrese de que todos sepan que se trata de galletas de Navidad, ¡no se permiten galletas de avena con pasas!

Para mantener las cosas justas, especifique los tipos de cookies que pueden no estar permitidas. Por ejemplo, no hay cookies «sin hornear» es una buena regla. Lo último que quieres es que alguien aparezca con cuadrados de Rice Krispies y los intercambie entre personas que pasaron horas trabajando como esclavos con sus productos horneados. Decide si quieres incluir cuadrados como galletas y asegúrate de que todos conozcan las reglas básicas.

Pídales a sus invitados que confirmen su asistencia lo antes posible y que le informen qué tipo de cookie planean traer. De esta manera, puede evitar la duplicación y asegurarse de que su elección se ajuste al intercambio.

Abastecerse de contenedores, bolsas y bandejas

Vas a necesitar algo robusto y bonito para presentar tus cookies. Recoja algunas bandejas económicas, una para cada persona que asista al intercambio, y cuando lleguen, entrégueles una bandeja para mostrar sus mercancías. Cada invitado también debe traer copias de su receta para intercambiar con las galletas. Una vez que se intercambian las cookies, sus invitados pueden llevarse sus bandejas a casa llenas de diferentes cookies. También debe tener bolsas de plástico con cremallera y contenedores disponibles para transportar el desbordamiento, o pedir a sus invitados que traigan los suyos.

Suma a la diversión con historias y premios

Elija algunos artículos navideños divertidos y económicos como adornos, aretes, botones o dulces, y ofrezca premios a sus invitados. Puedes tener premios de puerta simples o ser un poco más original. Pídale a cada persona que cuente una historia para acompañar sus galletas o sus recetas, y otorgue un premio a la mejor, la más divertida o la más conmovedora.

No tiene por qué ser extravagante, pero cuantos más pequeños toques divertidos puedas agregar al intercambio, más exitoso será. Si todos se divierten y se divierten, esto podría convertirse en un evento anual: mudarse de la casa de un participante a otro cada año.

Elegir sus cookies

¡No olvide que también participa como panadero en todo esto! Tendrá que elegir una galleta que requiera algún tipo de esfuerzo, se vea bonita y no sea algo que todos los demás quieran llevar. Si selecciona un tipo simple de galleta, puede hacerla más especial con decoraciones y guarniciones.

Por ejemplo, una buena galleta portátil es la variedad estándar de chispas de chocolate; pero eso no es muy festivo. Hágalo de temporada sustituyendo las chispas de chocolate blanco y agregando aproximadamente una taza por lote de arándanos secos. Una vez que las galletas estén horneadas y enfriadas, rocíe con un glaseado de chocolate blanco en patrones aleatorios y agregue grageas de oro cuidadosamente colocadas (‘bolas’ de oro comestibles que se usan para decorar productos horneados) para que brillen.

Otras galletas que se transportan bien e impresionarán a sus invitados son galletas de mantequilla con sabor (en formas navideñas), pan de jengibre decorado, galletas belgas (galletas tipo sándwich rellenas de mermelada y cubiertas con glaseado de colores) y galletas de trufa. Busque recetas en Internet o busque ideas en sus viejos libros de cocina y recortes de recetas.

Con un poco de planificación cuidadosa y algunas horas dedicadas a hornear y decorar, terminarás teniendo una reunión divertida y festiva con amigos, junto con docenas de diferentes tipos de galletas caseras que no tienes que hacer tú mismo. ¡Buen provecho!




Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba

Adblocker Detectado

Por favor desactiva el bloqueador de anuncios para poder ver el sitio.