BásquetbolDeportes

Pau Ribas: “No cuesta volver dónde quieres estar”

No se trata de una estrella por descubrir ni de un talento con cosas por demostrar. El Joventut presentó a su líder y resulta ser el elemento más identificable con su esencia de basket de la casa. Si hace unos días el que regresaba a casa era Ferran Bassas, este martes ha sido Pau Ribas el que ha sido presentado como nuevo integrante del equipo verdinegro, al que regresa once años después de completar aquí su formación y tras conquistar éxitos diversos y convertirse recientemente en campeón del mundo.



“He visto las fotos y los conozco a todos. Tengo el carnet de socio número 910. Así que no me ha costado ningún esfuerzo venir aquí. No cuesta ir donde quieres estar. Al revés, eran muchas ganas”, ha dicho Pau en una sala de prensa del Olímpic repleta y expectante, en la que estaba su familia incluida la pequeña Lluna, de escasas semanas pero ya con los colores verdinegros, y su padre Jordi ex jugador también del club.

Ribas, desvinculado del Barça hace escasos días, es uno de los casos de jugadores que llegan a la élite tras haberse iniciado en esta casa desde los cuatro años. Su foto, junto a la de Rudy y Mallet preside la rampa de acceso a la pista central desde vestuarios y, como es normal, él se conoce todos los rincones de esta instalación.

“Hace once años ya pero tengo ilusión como el primer día”, recordaba. “Es un momento especial. Hace mucho tiempo que lo esperaba y llega en el mejor momento para mí y para el club”.

La foto de Ribas, junto a la del resto de jugadores que han pasado por el club, es una de las que preside la sala de prensa del Olímpic
La foto de Ribas, junto a la del resto de jugadores que han pasado por el club, es una de las que preside la sala de prensa del Olímpic

El de Badalona confesó que la decisión de volver a la Penya la tomó coincidiendo con estos días de pandemia sin competición. “La temporada pasada ya no fue muy buena para mí y durante el confinamiento tienes tiempo para pensar en casa. Me dí cuenta de que no me sentía cómodo, que no estaba ayudando al eqipo como quería, no me sentía bien y se fueron dando los pasos. Ahora estoy contento de cómo ha ido todo”, sentenciaba. “Lo más importante es hacer lo que te llena. El camino es un aprendizaje para acabar sabiéndolo”.

El proceso de cambio, como se ha podido seguir en redes y medios, no ha resultado nada traumático. El jugador dijo sentirse “un poco impactado por las reacciones tanto de despedida como de bienvenida. Todo han sido buenas palabras y eso me hace sentir orgulloso por lo que significa de implicación al 100% con lo que hago”.

Ribas firma por tres temporadas en una operación ambiciosa por parte del club, que busca fortalecer su imagen de equipo formativo y con gran conexión con los aficionados. El escolta espera ahora que “la situación mejore y los aficionados puedan venir todos a vernos porque jugar delante de ellos es lo que echo más de menos desde hace tiempo”. A su parecer, “la situación de la Penya empieza poco a poco a parecerse al momento en que la dejé, un equipo que ganaba títulos, con el Olímpic lleno y grandes nombres”, pero advierte que habrá que tener paciencia porque “tendremos un equipo con gente joven y es normal que eso en algún momento nos penalice pero a la larga nos hará mejorar”.

Lo que sí seguro tendrá el equipo será conexión emocional y conocimiento mutuo. “Jordi (Martí, el director deportivo) me entrenaba cuando tenía 17 años y venía a hacer tecnificación después del instituto. Carles (Duran, el técnico) es el entrenador que más veces he tenido en todas las categorías. Tenemos confianza y nos conocemos bien”, señalaba. “Lo que más encuentro a faltar en el basket actual es esa identificación. Antes los equipos eran muy reconocibles y la gente sabía los nombres de los jugadores. Ha cambiado mucho. Esperemos que esta identificación sea ahora un factor diferencial para nosotros, que somos todos del mismo lugar y nos conocemos de haced tiempo. Es una identidad reconocible en la pista”.

Ribas y Jordi Martín, director deportivo, durante la presentación.
Ribas y Jordi Martín, director deportivo, durante la presentación.

Jordi Martí, director deportivo del Joventut, explicó durante la presentación que no resultó complicado recuperar para Ribas el dorsal 4 que ya llevaba cuando se marchó del club a pesar de que estos últimos años lo lucía el joven Joel Parra. “Cuando le pregunté a Joel si habría algún problema me dijo: ‘¿Problema? Pero si yo de pequeño llevaba el 4 por Pau…’ Así que fue fácil”, admitía Martí. El propio Parra participó del acto de presentación entregando a Ribas la camiseta con el 4 que Ribas se llevó colgada del hombro.



Source link

Etiquetas

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Adblocker Detectado

Por favor desactiva el bloqueador de anuncios para poder ver el sitio.