México

Prácticas de fiscalización agresivas ponen en riesgo empleos, advierte Reyes Orona

El exconsejero electoral Alfredo Figueroa coincidió en que la recaudación tiene que hacerse con inteligencia y gradualidad.

La lucha contra el outsourcing y el combate a las factureras, así como algunas acciones de fiscalización, podrían generar efectos negativos en las empresas, y por lo tanto, en el empleo, advirtió el ex procurador fiscal de la federación, Gabriel Reyes Orona.

En Mesa de Análisis para Aristegui En Vivo destacó que el tema del outsourcing y factureras se inserta en un tema mucho mayor: la recaudación.

El exfuncionario observó que debido al bajo crecimiento económico del país los pagos provisionales de Impuesto Sobre la Renta disminuyeron,y por ello el Servicio de Administración Tributario tomó decisiones más agresivas para obtener ingresos.

Sin embargo, señaló que estas acciones pueden tener un efecto negativo importante en las empresas, como sucedió en el caso de Walmart.

“Si bien es cierto que la autoridad trata de mejorar el perfil de la recaudación en México, cuando no se respeta o analiza con detenimiento las normas de secreto fiscal y financiero, ocasionan impactos en empresas como es Walmart”, la principal empleadora del país.

Leer más| SAT reclama a Walmart pago por 10 mil 559 mdp por venta de Vips

En ese sentido, comentó que la recaudación tiene que hacerse “de manera concreta, sólida y directa, pero cuidadosa y cautelosa, y sobretodo, respetuosa de las normas del secreto fiscal”.

Por otra parte, Reyes Orona comentó que además del outsourcing, fideicomisos y sindicatos, existen otras figuras que permiten a las empresas bajar su carga en materia de previsión social.

Lo más grave en todo esto, señaló, “es que el gobierno federal es un gran usuario del outsourcing“, principalmente en el sector hacendario, desde hace más de seis años.

“Entonces, desmantelar de la noche a la mañana este apoyo auxiliar en la contratación va a tener repercusiones muy importantes no solamente en la operación y en el funcionamiento de las empresas, e incluso entidades públicas, sino también en la capacidad que tengan ellas de continuar su operación y de cumplir con sus obligaciones”, abundó.

El experto en temas fiscales advirtió que la ausencia de gradualidad en los procesos va a generar el cierre de algunas empresas, mermará la capacidad de que afronten sus compromisos financieros, “y que en muchos casos eso se traduzca en una reducción de puestos de trabajo“.

“Sabemos nosotros que la 4T es una fuente inagotable de desempleados. Si este asunto del outsourcing no se maneja con responsabilidad y con cuidado, puede generar un nuevo efecto de desempleo”, alertó.

El ex procurador fiscal consideró que las factureras sólo tienen un sentido lógico en un país donde hay crecimiento, pero en uno que está estancado, pasan a un segundo o tercer término.

“Las factureras tienen como objetivo ocultar la utilidad; sin embargo, en México son cada vez menos las empresas que tienen utilidad”.

En este contexto, previó que no se verán grandes números en la recuperación. “Posiblemente sí puede ver espectacularidad en cuanto a ejercicios de la pasada administración, donde se haya abusado este mecanismo”.

Sin duda alguna, añadió, “el combate a las factureras no va a tener una repercusión directa, relevante e importante en la recaudación por venir, porque las utilidades del año pasado fueron prácticamente inexistentes y no se ve muy buen panorama para las utilidades de este año”.

El exconsejero del Instituto Federal Electoral (IFE), Alfredo Figueroa, coincidió en la importancia de “desarrollar una estrategia clara respecto a este tipo de prácticas”.

“Comparto la idea en que deben hacerlo con inteligencia, con gradualidad. Si es necesario, hacerlo con una estrategia de modelo económico que sea ágil, dé resultado y esté ligado a un tema de reforma fiscal”.

Desde su punto de vista, “lo que se ha empezado a ver es la oposición de un conjunto de empresarios que durante mucho tiempo se privilegiaron de condiciones de precariedad laboral“.

“Me parece que empiezan a enfrentarse incluso con las mismas resistencias del Poder Legislativo actual dentro del propio gobierno”, explicó.

En su opinión, todas las medidas para evitar la evasión fiscal e incrementar la recaudación deben ir acompañadas “de una reforma fiscal de gran calado“.

“Mientras esto no ocurra, mientras se siga teniendo esta posición de que no habrá una reforma fiscal que le permita al Estado tomar decisiones con mayor fortaleza, entraremos en procesos críticos”, puntualizó.

Ve la Mesa de Análisis de este miércoles:




Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Deja una respuesta

Botón volver arriba