Sabías Que

Si tu gato no tiene este chip en un mes, tienes un problema. Una multa de 50.000 euros te espera

Si eres de los que tienen un gato como mascota, debes saber que a partir del próximo 29 de septiembre tendrás que cumplir con una nueva obligación: ponerle un microchip de identificación. Así lo establece la ley de Bienestar Animal, que entrará en vigor en esa fecha y que pretende evitar el abandono y el maltrato animal. Por ello en el caso de que tu gato no tenga chip en un mes, vas a tener un problema ya que la multa puede ascender a los 50.000 euros.

Si tu gato no tiene este chip podrías pagar multa de 50.000 euros

El microchip es un pequeño dispositivo electrónico del tamaño de un grano de arroz que se implanta bajo la piel del cuello del animal mediante un pinchazo. Cada chip lleva asociado un número de 15 dígitos que permite identificar al gato y a su propietario en caso de pérdida o extravío. Para ello, se necesita un lector especial que tienen los veterinarios, la Policía y la Guardia Civil o el Seprona.

Además del microchip, que se puede colocar a partir de los 3 meses de edad del gato y que cuesta entre 30 y 55 euros, los dueños tendrán que inscribir a sus felinos en el registro de mascotas de su comunidad autónoma. Y atención, porque no hacerlo puede salir muy caro: la ley considera una infracción grave no cumplir con las obligaciones de identificación del animal y la sanciona con multas de entre 10.000 y 50.000 euros.

¿Es necesario poner el microchip a los gatos domésticos que no salen de casa?

El periódico Libertad Digital ha consultado a varios veterinarios y todos coinciden en que la precaución nunca está de más con los felinos, que en cualquier momento pueden escaparse por un balcón o una ventana abierta. Además, aseguran que el microchip no supone ningún riesgo para la salud del animal y que facilita su recuperación en caso de pérdida.

Sin embargo, también reconocen que la medida puede resultar excesiva y difícil de cumplir por parte de muchos propietarios, sobre todo teniendo en cuenta la gran cantidad de gatos callejeros o asilvestrados que hay en España. Según un estudio realizado por la Fundación Affinity y la Universidad Autónoma de Barcelona, solo el 4,3% de los gatos que llegan a centros de acogida están identificados con microchip, lo que implica que la mayoría se encuentran fuera del control oficial.

Por otro lado, la mayoría de veterinarios aseguran al citado medio que no van a denunciar a los propietarios que incumplan la ley.“No voy a convertirme en una especie de policía”, dice uno de ellos. Sin embargo, advierten de que las autoridades podrían hacer controles aleatorios o inspecciones en las clínicas para comprobar si los gatos están registrados. Por eso, recomiendan a los dueños que se informen bien sobre la normativa y que se pongan al día con sus obligaciones antes de que sea tarde.

Hazte socio de OKCLUB

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias


Source link

Mostrar Mas

¿Ya viste esto?

Back to top button