EconomíaPoliticaUSA

Solo siete de los 19 países del euro regresarán este año a su PIB prepandemia

Un camarero aguarda ante la ausencia de clientes en un restaurante de Roma, en octubre de 2020.
Un camarero aguarda ante la ausencia de clientes en un restaurante de Roma, en octubre de 2020.REMO CASILLI (Reuters)

No solo la recuperación global avanza a varias velocidades, con China y los países ricos escapando del hoyo a un ritmo mucho más ágil que los emergentes y los de renta baja. En la eurozona, la divergencia también es la tónica general: 12 de los 19 países que comparten la moneda única tendrán que esperar hasta bien entrado 2022 para regresar al PIB que lucían justo antes de que el estallido pandémico diese jaque mate a la economía global, según las cifras publicadas este martes por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Como tras la Gran Recesión de 2008 y 2009, estas severas diferencias complican la tarea del Banco Central Europeo (BCE), que en los próximos meses se enfrentará al difícil reto de nadar y guardar la ropa: ir normalizando su política monetaria e ir replegando velas en las cuantiosísimas compras de deuda pública que han evitado el colapso financiero, pero cuidándose mucho de no golpear a los más rezagados. Entre ellos, España.

En la nómina de países que ya han vuelto a sus fueros no figura ninguno de los cinco mayores países del bloque (Alemania, Francia, Italia, España y Países Bajos) y tampoco ninguno del Sur, por mucho los más golpeados. Pero sí los tres bálticos (Estonia, Lituania y Letonia, que ni siquiera tendrán que esperar hasta finales de año para recuperar todo el terreno perdido), dos centroeuropeos (Eslovenia y Luxemburgo), un nórdico (Finlandia, que logrará el hito en el tramo final del ejercicio) e Irlanda. Este último caso es, de largo, el más llamativo: es el único país del euro y uno de los 31 Estados del FMI —menos del 20% del total— que ni siquiera vieron retroceder su PIB en 2020. Mientras sus socios vivían una pesadilla, la isla sobresalía con un crecimiento del 5,9%. Los números son igualmente ilustrativos en el bienio 2020-2021: frente a la contracción de casi dos puntos porcentuales en la zona euro respecto al punto de partida de finales de 2019, Irlanda cerrará ese mismo periodo creciendo un 20%.

El envés está en tres países de la Europa meridional muy dependientes del turismo y de los servicios: España, Italia y Portugal, que con suerte regresarán a los niveles de actividad prepandemia en el tramo final de 2022. Con suerte, por dos razones: porque apenas cuentan con margen de error y una mínima revisión a la baja les alejaría de esa trayectoria y porque, como demuestran los varios patinazos sufridos en los últimos tiempos, todas las previsiones económicas —también las del sacrosanto FMI— están sujetas a una elevada dosis de incertidumbre.

EE UU y China dejan atrás la crisis, y América Latina queda rezagada

El número de economías que ya han superado la recesión o que lo lograrán a lo largo de este año es mucho mayor a medida que se alza la lupa. A escala global, algo más del 40% de los países incluidos en la base de datos del FMI (82 de 190) lograrán recuperar este año el nivel de actividad anterior a la sacudida pandémica. En PIB por habitante, la variable más certera, el mundo también logrará —por la mínima— cruzar el Rubicón, dando carpetazo a la crisis más dura y extendida en tiempos de paz desde que hay registros. Entre ellos, las dos mayores potencias del planeta: Estados Unidos y China. La primera ya llegó al ecuador de 2021 por encima del nivel de PIB precrisis y la segunda —a pesar ser origen del virus y de los espectaculares confinamientos con los que se descolgó cuando el resto del mundo aún ni siquiera sabía colocar Wuhan en el mapa— ni siquiera cuenta con la palabra recesión en su diccionario: si el ejercicio pasado lo terminó con una expansión del 2,3%, este va camino de zanjarlo con un crecimiento del 8%.

La otra cara es América Latina, un bloque que, a pesar del reciente auge de las materias primas —a las que fía en gran medida su crecimiento—, no logrará recuperar su nivel de ingresos por habitante en 2022. Solo ocho países del área que más sufrió los rigores del coronavirus sobre su economía en 2020 lograrán recuperar el año que viene todo lo retrocedido: Brasil, Colombia, Chile, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Paraguay. En lado opuesto, al margen del sempiterno drama venezolano, Ecuador será el que más rezago acumulará entonces. La subida del petróleo es una gran noticia para el país andino, pero no alcanza para escapar del agujero.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba
La Neta Neta Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Dismiss
Allow Notifications