Artesanías y Pasatiempos

6 juguetes de la vieja escuela que puedes hacer tú mismo para tus hijos

Con demasiada frecuencia, gastas mucho dinero en cosas con las que tus amigos pueden jugar, pero se entretienen más con los cacahuetes de empaque que con cualquier otra cosa. En lugar de gastar incontables dólares en juguetes que pronto se olvidan, pruebe con un enfoque diferente. Involucre a los más pequeños en la creación de sus propios juguetes. Los pequeños seguramente los apreciarán más, y también es una excelente manera de vincularse con su hijo y crear recuerdos duraderos. Aquí hay algunos juguetes de la vieja escuela que puede hacer con sus hijos.

1. Marionetas de calcetín

Un par de títeres de calcetines con una cortina oscura detrás de ellos.

Hay un sinfín de oportunidades para divertirse con estos chicos (y esta es la manera perfecta de hacer uso de ese montón de calcetines perdidos). Sea creativo con lo que le hace a los calcetines. Intente teñirlos, coser botones, pegar lentejuelas, etc. Las posibilidades son infinitas en cuanto a lo que puede hacer para crear una cara.

La belleza es que pueden ser tan simples o tan complicados como quieras y tus hijos se divertirán creando diferentes personajes.

2. Carretera para automóviles

Si su pequeño tiene aviones, trenes y automóviles, necesita un lugar para viajar. Use una alfombra o un trozo de cartón grande (uno con lados puede servir como almacenamiento). Puede hacer una ciudad bidimensional simplista pintando o dibujando la calzada, los edificios y otros puntos de referencia de la ciudad. O puede hacerlo tridimensional utilizando otros juguetes para crear la ciudad.

3. Raggedy Ann y Andy Dolls

Raggedy Ann y Andy sentados en una mecedora.

Este juguete de la vieja escuela que puedes hacer tú mismo con tus hijos seguramente te hará caminar por el camino de los recuerdos. Hay una gran cantidad de patrones de crochet y costura para elegir para una muñeca de tela tradicional, o puede encontrar plantillas que también usan otros materiales. Como alternativa, puede transformar su títere de calcetín con ojos grandes, nariz triangular y una cabeza llena de hilo rojo.

Y, por supuesto, puedes hacer cualquier tipo de muñeca que tu corazón desee. ¡Incluso pueden crear una muñeca que se parezca a ellos!

4. Casa de muñecas

No es necesario gastar una cantidad sustancial de dinero en una casa de muñecas prefabricada o en suministros para construir una. Este juguete de la vieja escuela que puedes hacer tú mismo con tus hijos está hecho con cajas de cartón. Incluso puede usar varias cajas apiladas juntas si no tiene una caja grande alrededor. Tus pequeños se divertirán creando las diferentes habitaciones y decorándolas por dentro y por fuera.

Con un poco de creatividad e imaginación, puede usar elementos cotidianos para amueblar el interior. Por ejemplo, ese trozo de plástico que ponen en la caja de la pizza puede ser una mesa. (Si tienes una caja lo suficientemente grande, ¡incluso puedes hacer un castillo para que jueguen!)

5. Bloques

Varios niños jugando con bloques de madera en el suelo.

Son perfectos para niños pequeños o un proyecto divertido para un hermano mayor. Puedes conseguir bloques precortados en la tienda de manualidades y ellos se divertirán pintando sus obras maestras. Alternativamente, puede usar tela y relleno para hacer un bloque más suave.

También se pueden utilizar como herramienta de aprendizaje. Los números y las letras en el bloque permiten que sus hijos comiencen a aprender los fundamentos del conteo, el alfabeto y la ortografía. Cuando hayan superado este juguete de bricolaje de la vieja escuela, se puede usar para decorar su habitación.

Tus pequeños se lo pasarán en grande creando y usando su imaginación contigo. Actividades como estas les brindan una excelente oportunidad para mostrar sus talentos y tener más confianza, todo mientras crean recuerdos inolvidables que querrán recrear con sus propios hijos.

6. Espadas y escudos

Este juguete de bricolaje de la vieja escuela es lo que necesitarán tus munchkins cuando tengan un castillo que proteger. La opción más simple y rentable es dibujar un contorno de la forma y recortarlo de cartón. Luego puedes colorearlos con rotuladores o pintura en aerosol. O cúbralos con papel de aluminio, deslumbrelos … ¡las posibilidades son infinitas!

Usar un cartón resistente hará que el juguete sea más duradero, pero también puedes usar algo como tubos de toallas de papel vacíos como espadas.




Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba

Adblocker Detectado

Por favor desactiva el bloqueador de anuncios para poder ver el sitio.