Belleza

cómo hacer el maquillaje tendencia para primavera

La primavera de 2021 ya está a la vuelta de la esquina y entre los maquillajes que más se van a llevar esta próxima temporada, llega el maquillaje nude que se caracteriza por ser un maquillaje natural, brillante y resistente al estrés de la mascarilla. Veamos entonces cómo hacerlo paso a paso.

Maquillaje nude: cómo hacer el maquillaje tendencia para la primavera de 2021

maquillaje nude

Después de un invierno gris y complicado, la primavera 2021 es la oportunidad perfecta para volver a florecer también desde el punto de vista de la belleza. Por eso, el maquillaje imprescindible para la primavera de 2021 es un look nude brillante y natural, con el que lucir guapa, en plena salud y como si el sol te acabara de iluminar con sus rayos.

Aunque la tendencia parte de las pasarelas principales de las casas de moda más famosas, también hay que tener en cuenta que este tipo de maquillaje con tonos muy naturales y casi neutros es perfecto para usar debajo de la mascarilla.

El motivo es muy sencillo: ya que armoniza perfectamente con los tonos de piel y se basa en tonalidades muy naturales que crean zonas de luz y color que apenas se insinúan, de modo que aunque la mascarilla quitara algún producto no se notaría mucho y el maquillaje no se arruinará en absoluto.

¿Por qué un maquillaje nude necesita ser natural y luminoso?

Muchas mujeres están convencidas de que lucir un “look nude” es sinónimo de utilizar muy pocos productos y en cantidades muy moderadas, por lo que no se sienten cómodas con esta idea de maquillaje.

Por el contrario, el efecto nude para el maquillaje facial se consigue con un número muy normal de productos, cada uno de los cuales se aplica en cantidades variables según las necesidades de la piel y el resultado a obtener.

De hecho, el llamado «Nude Look» no significa que el rostro esté desprovisto de maquillaje, sino que el rostro aparezca desnudo, es decir, dar la impresión de que no estás maquillada o que llevas muy poco maquillaje.

Para obtener un buen resultado, luminoso y natural, es necesario seguir unas pautas muy específicas, pero el elemento fundamental es elegir productos con tonalidades en perfecta armonía con el tono de piel. Centrarse en los colores que se desvían demasiado de la tez sólo dará lugar al horrendo «efecto máscara» que además no queda nada bien en primavera.

El objetivo es darle a la piel un aspecto sano y compacto, perfectamente hidratado y sin imperfecciones. Veamos entonces todos los pasos que se deben dar para conseguir este maquillaje nude que tanto vamos a usar esta primavera.

1. Limpieza e hidratación

Eliminar cualquier residuo de polvo, maquillaje o crema hidratante de la piel es fundamental para crear un look nude perfecto. Durante la primavera, podría ser una buena idea hacer un exfoliante semanal para ayudar a regenerar las células y eliminar las células cutáneas más apagadas que se acumulan en la superficie.

Es absolutamente necesario utilizar el tónico después de la limpieza del rostro: el tónico ayudará a que los poros vuelvan a cerrarse dando a la piel un aspecto más compacto.

La hidratación de la piel es otro paso esencial: las personas con piel madura o que están comenzando a mostrar los primeros signos de envejecimiento harán bien en optar por una crema facial antiarrugas que ayude a dar cuerpo y minimizar las líneas de expresión.

2. La importancia de beber agua

Aunque pueda parecer una obviedad, beber mucha agua sobre todo al inicio de la temporada de calor y durante su transcurso, será una auténtica panacea para la piel del rostro, que lucirá firme, tonificada y sana.

3. Elección de una base de maquillaje adecuada

Para la creación de un look nude perfecto, la base de maquillaje debe aplicarse bien y sobre todo debe ser adecuada para el tipo de piel que se vaya a aplicar.

Usar una base de maquillaje con ingredientes no aptos para las necesidades de la piel, simplemente porque están “de moda”, es una de las decisiones más equivocadas de la historia, que comprometerá el resultado final del look. Además, utilizar una base porque todo el mundo la utiliza o porqué salga anunciada en televisión, puede resultar una mala elección: es fundamental hacer una selección cuidadosa, para lograr así el resultado de lucir una piel lo más natural posible.

De este modo, para obtener un aspecto brillante y fresco, generalmente conviene centrarse en productos fluidos con un acabado luminoso, que sin embargo tienen el defecto de no ser muy cubrientes. Precisamente por ello es fundamental tapar y minimizar la decoloración con los correctores de color de los que os hablamos en el siguiente paso.

Por último, hay que recordar que la base de maquillaje perfecta para este tipo de maquillaje debe tener un efecto de larga duración, que es , lo que hace que el maquillaje aguante y resista a la «agresión» del sudor (especialmente debido al uso de la mascarilla), el roce (también en esto se debe principalmente a la mascarilla) y a actividades normales como comer, beber, tocarse la cara e incluso hablar. Sin embargo, este tipo de bases suelen deshidratar bastante la piel, de modo que volvemos a incidir en la importancia de usar una buena crema hidratante tanto antes como después del maquillaje.

3. Correctores de color

Un uso inteligente de los correctores de color es fundamental para eliminar la decoloración y las imperfecciones de la piel que arruinarían el look nude final. Existe una ciencia real que enseña a usar correctores de diferentes colores para cubrir sombras y decoloraciones de varios tipos: aprender a dominarla puede literalmente cambiar tu vida.

La aplicación de correctores de color , así como de correctores con un color similar al de la piel, debe realizarse con el máximo cuidado, para que los pigmentos de la piel se difuminen perfectamente para que se «mezclen» con ella.

4. Aplicación del rubor

El rubor es el toque de frescura y belleza que le dará al rostro maquillado con un maquillaje nude un aspecto natural, joven y saludable.

Para aplicar el rubor correctamente es necesario utilizar una brocha de cerdas suaves y colorear principalmente las mejillas, es decir, la zona de las mejillas que se eleva a ambos lados de la nariz cuando reímos. ¿El truco perfecto para reconocer las mejillas? ¡Sonríe maravillosamente mientras te maquillas!

En cuanto al color, sin embargo, los colores esenciales del rubor primaveral son el rosa y el naranja. Aquellas que tengáis miedo de equivocaros porque nunca han usado mucho el rubor pueden optar por los hermosos rubores policromáticos, que tienen un mosaico de tonos que se funden entre sí cuando los atraviesa la brocha, para un efecto absolutamente natural.

5. El iluminador

Un hábil uso de la iluminador asegura que un maquillaje nude tenga el aspecto luminoso y natural que se buscaba desde un principio, pero es fundamental no exagerar, sobre todo si ya no eres muy joven. El iluminador tiene el problema de resaltar las pequeñas arrugas y los poros ligeramente agrandados de la piel.

Si la piel ya tiene estas imperfecciones sin duda es mejor utilizar la prebase para crear una base más compacta y homogénea sobre la que aplicar el iluminador.

El consejo fundamental con el iluminador es siempre utilizarlo en cantidades muy pequeñas, a lo largo de la nariz, en el arco de cupido y en el centro del mentón. Evita absolutamente el labio superior, para no dar la impresión de sudar debajo de la nariz.

6. Maquillaje de ojos

El maquillaje de ojos tiene la tarea de iluminar e intensificar un maquillaje de look nude. Lo importante será elegir colores neutros o muy naturales, capaces de crear luces y sombras dando profundidad al ojo pero sin alterar la paleta de colores elegidos para el resto del maquillaje.

Para conseguir un look inolvidable será una excelente idea recurrir a las pestañas postizas, que harán que tus ojos sean inolvidables, incluso (de hecho, sobre todo) con la máscara.

La tendencia de la primavera 2021 en las pasarelas es la del maquillaje de ojos gráfico, es decir , realizado con líneas precisas y claras de color sólido que se consiguen con lápices y delineador de ojos. Este es un maquillaje que se adapta muy bien a las mujeres de ojos grandes, pero que podría reducir aún más los ojos de tamaño mediano.

7. Maquillaje de labios

En cuanto al maquillaje de labios, en un look nude puedes optar por dos tipos de enfoques diametralmente opuestos: puedes elegir un labial nude, por lo tanto , no muy diferente al tono natural de los labios, o un labial muy brillante, que sea la única nota de color en un maquillaje neutro.

En el primer caso hay que prestar un poco de atención a la elección del color: unos labios demasiado parecidos al color de la piel darían al look un aspecto apagado y enfermizo, absolutamente lo contrario de lo que quieres conseguir.

Un truco muy útil para dar un aspecto muy natural a los labios aplicar el labial dando «toquecitos» con los dedos, empezando por el centro de los labios y desvaneciendo gradualmente hacia afuera. La aplicación no será perfecta, pero es el resultado deseado.

Si optas por un color muy llamativo, será necesario aplicarlo con la máxima atención, porque hasta la más mínima mancha será perfectamente visible y arruinará el aspecto general.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba