FutbolMéxico

El Barça pide a Dembélé que se vaya tras no renovar y el francés responde: “No voy a ceder al chantaje”


Comienza el principio del fin para Dembélé en el Barcelona. Xavi Hernández, que desde que llegó al banquillo del Camp Nou ha intentado potenciar el talento del francés, siguió los consejos del club y lo ha dejado fuera de la convocatoria del partido de esta noche frente al Athletic de los octavos de final de la Copa del Rey (DAZN y Telecinco, 21.30) en San Mamés. Es la primera vez desde que comenzaron las negociaciones por el nuevo contrato —su vínculo actual finaliza el próximo junio— que el club azulgrana ha optado por castigar al delantero. “No queremos jugadores que no estén comprometidos con el proyecto y por eso no va convocado”, ha expresado el director de fútbol, Mateu Alemany. La respuesta de Dembélé no tardó en llegar. “Todavía bajo contrato, estoy plenamente implicado y a disposición de mi entrenador. No soy un hombre que hace trampas y menos todavía un hombre que cede a los chantajes”, publicó el galo. “Hace cuatro años que se van acumulando chismorreos sobre mí. Hace cuatro años que se miente vergonzosamente sobre mí, con la intención de dañarme. A partir de hoy, se acabó. Voy a contestar sin ceder a ningún tipo de chantaje”.

El pasado 3 de enero, Alemany ya había mandado un mensaje claro a los agentes del francés. “La renovación de Dembélé no se puede dilatar mucho más”, advirtió el director de fútbol del Barça. “Nosotros no aceptamos amenazas ni ultimátum”, respondió Moussa Sissoko, representante del futbolista. El ejecutivo del club y el agente del jugador ya no disimulan su distanciamiento. Durante el mercado de verano, comenzaron las conversaciones entre los representantes del Barcelona y del jugador para intentar prolongar el vínculo de Dembélé con el Barcelona. “Con Ousmane y sus agentes iniciamos conversaciones en el mes de julio”, explicó Alemany. No querían, en cualquier caso, apurar nada hasta que el delantero no se recuperara de su lesión número 12 en el Barça (volvió de la baja en noviembre). En su primera propuesta, la idea del club blaugrana era mantener el mismo contrato, con una excepción nada menor: aumentaría sustancialmente la parte variable. Dembélé, en cambio, pidió aumentar su salario hasta los 30 millones brutos. Además, había que sumarle la prima de renovación y la comisión del agente.

“Hemos dialogado, el Barça ha hecho diferentes ofertas, pero han sido rechazadas, y hoy, 20 de enero, es evidente, obvio, que el jugador no quiere continuar en el Barcelona y no está comprometido con el proyecto. Se le ha comunicado que debe salir de forma inmediata y esperamos que se vaya antes del 31 de enero”, ha asegurado Alemany. Una versión que desmiente el representante del delantero.

“Las condiciones del jugador eran inadmisibles. No entienden la situación del club. Y en el Barça siempre se han portado muy bien con él. Se le ha tenido mucha paciencia”, aseguran fuentes del club azulgrana. “Si el Barça considera que nuestras pretensiones son elevadas nos sentamos y lo conversamos. Lo que no pueden hacer es decirnos: ‘Es lo que hay. Lo tomas o lo dejas”, se queja Moussa Sissoko.

Aunque, en un principio, la idea de Xavi era la de contar con el jugador más allá de lo que pasara con su renovación, el preparador azulgrana optó por seguir las recomendaciones de los ejecutivos del club. “O renueva o le buscaremos una salida. Al final el club ha decidido que si no renueva hay que buscar una solución. Hemos de hacer lo que mejor le vaya al club. Estamos en una situación en la que hemos de parar en seco. Hace cinco meses que Mateu Alemany conversa con él y sus representantes”, expuso el técnico azulgrana en la previa del duelo frente al Athletic. La intención de los agentes de Dembélé es clara: “O renovamos o nos vamos gratis en junio a la Premier”.

El fichaje de Dembélé por el Barcelona comenzó torcido, con prisas tras la ruidosa salida de Neymar y sin escuchar los consejos de Marc Bartra. El central del Betis, entonces compañero del francés en el Borussia Dortmund, les había explicado que era mejor no contratar a Dembélé por su actitud. El club no le prestó atención y pactó 105 millones, más 40 en variables, con el club alemán. Fue el segundo fichaje más caro en la historia del Barcelona. Además de los problemas con las lesiones (14 en total, 13 musculares), el delantero repitió problemas de disciplina. Llegaba tarde y no cuidaba su alimentación. El club le contrató un cocinero y hasta le puso a su disposición, según cuentan en el Barça, a “un despertador humano”, una persona que se encargaba de ir a buscar todos los días al francés a su casa para que no se quedara dormido.

Nada funcionaba. Solo en esta última etapa, la actitud de Dembélé ha comenzado a ser más profesional. Parece que ya es tarde. El francés ha jugado 129 partidos en el Barça, ha marcado 31 goles y ha repartido 23 asistencias. “Siempre que estuvo disponible he contado con él”, dijo Xavi, que no podrá tener a Memhpis (sobrecarga), pero sí a Braithwaite para el duelo ante el Athletic. Dembélé ha estado presente en 10 de los 12 partidos del técnico catalán en el Barça. “Más no puedo hacer”, sentenció Xavi. Se cansó el Barça, también Xavi y el francés se aleja del Camp Nou.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.




Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba