DeportesFutbol

El canguelo culé con Luis Suárez

Todos los que estaban en Canaletas celebrando el título la semana pasada (¡espero que con mascarilla!) tuvieron que volverse a casa. Jorge Molina y Darwin Machis asaltaron el Camp Nou rompiendo los pronósticos de todo el mundo, pero no los míos. Os lo dije en mis Flechas de la semana pasada: el peso del histórico cabezazo de Godín es muy grande. Muchos amigos míos culés me confesaron su temor de volver a jugarse el campeonato en casa contra el Atleti. Y si eran pensamientos que corrían por la mente de aficionados experimentados, tened por seguro que también ha estado en el vestuario y acabó influyendo en la derrota contra el Granada. Encima un equipo rojiblanco, venciendo en el feudo blaugrana. ¿Premonición de lo que podría ocurrir este sábado? Quien sabe. Lo que sí tengo la certeza es que el cabezazo de Jorge Molina tuvo acento uruguayo.

Aunque el Barça venciese al Valencia el domingo, esa noche recibí todavía más whatsapps que la semana anterior. Hubo consenso general en el tono de sus mensajes: “Ya lo estoy viendo Paulo…hace un montón de años que no ganáis en el Camp Nou en liga, pero sería MUY del Atleti venir ahora a Barcelona a ganarnos…y encima con gol de Suárez”. Pues sí, eso sería muy ADN del Club Atlético de Madrid. ¿Os imagináis que vencemos al Barça en su casa con gol de Suárez? Más de un culé tendrá pesadillas esta semana pensando en esa posibilidad. No lo dirán en alto, pero os aseguro que ya está rondando la mente de muchos. Si finalmente acaba ocurriendo, francamente creo que se alegrarían por el Pistolero.

Mis amigos culés también me recordaron que la última vez que el Atleti y Barça se jugaron algo a vida o muerte fue en la Supercopa de España. El 9 de enero de 2020. Es cierto que el partido se disputó en Arabia Saudita, pero los blaugranas jugaban de locales. El resultado acabó 2-3 con victoria rojiblanca y provocó un vendaval en el equipo catalán que acabó en la destitución incomprensible de Ernesto Valverde y todo el lío que vino después. El gol de Correa “mató” aquel proyecto blaugrana. Quien sabe si el Atleti se ha convertido en la bestia negra del Barça, como ya lo es en Champions desde de la década pasada. A pesar de ello, sobra decir que siento un gran cariño, admiración y respeto por el FC Barcelona, su afición, Ronald Koeman, Leo Messi, y por supuesto al presidente Joan Laporta, a quien aprovecho para mandar un fuerte abrazo.

No tengo ni idea qué pasará el sábado, pero sí tengo la certeza de una cosa: ocurra lo que ocurra no decidirá la liga ni para un lado ni para el otro. Quedarán otras tres finales por delante. Amigos abróchense los cinturones.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba