DeportesFutbol

Entre la vergüenza y el mutismo

Los cuatro partidos de sanción a Iñigo Martínez constituyen un auténtico despropósito. La redacción del acta arbitral fue sibilina. La justificación de los distintos comités para mantenerla, una vergüenza.

El pase a la final de Copa logrado el pasado jueves en el Ciutat de Valencia no debería dejar en un segundo plano el atropello sufrido por uno de los jugadores del Athletic vía arbitral primero y justicia deportiva después. La sanción de cuatro partidos a Iñigo Martínez por su expulsión vía VAR al término del último encuentro liguero entre el Levante y el equipo bilbaíno es sencillamente vergonzosa. El silencio imperante en el club bilbaíno tras la confirmación del castigo, incomprensible.

Lo peor de todo es que entendidos en la materia arbitral ya habían adelantado el alcance del castigo al central rojiblanco sin ni siquiera haber visto el vídeo de la jugada. Vídeo del que, por cierto, se tuvo conocimiento repasadas una y mil veces las imágenes del encuentro. Nadie sabía en primera instancia a qué se había debido la expulsión de Iñigo Martínez. Ni Sergio León, el otro protagonista del lance, dio motivos para ello con su reacción tras la presunta agresión sufrida.

“Una vez finalizado el encuentro y estando todavía en el terreno de juego, golpeó con su mano en la cara a un adversario con uso de fuerza excesiva”. La posterior lectura del acta arbitral redactada por el colegiado Díaz de Mera vino a aclarar el entuerto. ‘Finalizado’ y ‘fuerza excesiva’, dos conceptos bien y claramente tipificados para que los ‘moviolos’ adelantasen los cuatro partidos de castigo sin ni siquiera saber de qué lance se trataba.

Tiene gracia que un colectivo que sigue sin ponerse de acuerdo en lo que a los criterios para la sanción de las manos hace referencia disponga de la potestad para en la redacción de sus actas determinar si el uso de la fuerza en una acción determinada es excesivo o no. La sanción a Iñigo Martínez, insisto, es un auténtico atropello. El Athletic no debería quedarse callado.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba