Cine

Las 10 tomas finales más memorables de las películas de los 90 |

Con Quentin Tarantino revitalizando el cine independiente y Generation X llevando su voz única a la pantalla grande, la década de 1990 trajo algunas de las mejores películas jamás realizadas. Personajes como Forrest Gump y Mia Wallace se convirtieron instantáneamente en íconos culturales, mientras que ahora escenas icónicas de Miseria y Fargo dejando una impresión inolvidable en el público que va al cine.

La toma final es la más importante de cualquier película porque es lo último que la audiencia verá de la historia en cuestión. Gracias a directores como Steven Spielberg, Martin Scorsese y los hermanos Coen, hubo un montón de tomas finales memorables en las películas de los noventa.

10 Parque Jurásico (1993)

Steven Spielberg Parque jurásico es un éxito de taquilla por excelencia que culmina con un final lleno de acción que concluye la historia y envuelve los temas. Los sobrevivientes escapan en un helicóptero cuando John Hammond se da cuenta de los peligros de jugar a ser Dios.

El arco del Dr. Grant llega a un sincero final cuando los nietos de Hammond duermen sobre él y él observa una bandada de pájaros pasar volando y se da cuenta de que ya no odia a los niños. El arrollador tema orquestal de John Williams toma el relevo a medida que avanzan los créditos finales.

9 Calor (1995)

La épica criminal de tres horas llena de acción de Michael Mann, Calor, se erige como un thriller del gato y el ratón, ya que el ansioso detective de Los Ángeles de Al Pacino intenta desesperadamente derribar a un exitoso ladrón de bancos, interpretado por Robert De Niro.

En la escena final de la película, Pacino rastrea a De Niro hasta la pista de un aeropuerto y lo persigue en la noche. Pacino logra disparar a De Niro en el pecho y toma su mano mientras sucumbe a sus heridas y muere.

8 Barton Fink (1991)

Mucha gente siente que los hermanos Coen Barton Fink es imposible de entender. Se ha descrito como una comedia de amigos, un cine negro y una película de terror, y una descripción más precisa sería una especie de combinación desordenada de estas tres cosas.

Al final de la película, Barton envía su guión al estudio y el director del estudio lo odia. El escritor abatido camina hacia la playa, donde ve a la mujer de la imagen en su habitación de hotel que lo ha estado atormentando durante toda la película. Parece apoyar la teoría de los fanáticos de que Barton está en el infierno todo el tiempo.

7 El piano (1993)

De Jane Campion El piano es una película muy celebrada, pero no es fácil de ver. Al final de la película, cuando el piano titular de Ada se tira por la borda, ella enreda una de las cuerdas alrededor de su pie para que la tire hacia abajo.

Este intento de terminar con su propia vida es una forma apropiadamente melancólica de terminar esta historia. Pero mientras la arrastran bajo el agua, Ada cambia de opinión y se libera para que la puedan llevar a un lugar seguro, ofreciendo un rayo de esperanza en una película que de otro modo sería sombría.

6 Jackie Brown (1997)

Fácilmente la película más subestimada de Quentin Tarantino, Jackie Brown Está protagonizada por Pam Grier como una asistente de vuelo que interpreta a un corredor de armas y un agente de la ATF entre sí. En la escena final, Jackie logra escapar con el botín del atraco. Ella se ofrece a llevarse a Max Cherry con ella, pero él se niega a ir, por lo que se abrazan y ella lo deja atrás.

La toma final ve a Jackie conduciendo hacia un futuro brillante pero incierto sin su amor, cantando el éxito de Bobby Womack “Across 110th Street” en la radio.

5 El show de Truman (1998)

La sátira de El show de Truman es aún más relevante en la era de las redes sociales. Jim Carrey interpreta a un hombre que se da cuenta de que toda su vida ha sido fabricada y que está siendo filmado las 24 horas del día para un reality show.

En el clímax conmovedor de la película, Truman escapa de su ciudad isleña y zarpa para entrar en el resto del mundo. Después de atravesar olas agitadas, el barco de Truman choca contra una pared gigante pintada para parecerse al cielo. Sube una escalera hasta una puerta, se despide de su público con la mano y atraviesa la puerta con valentía para reiniciar su vida.

4 El silencio de los corderos (1991)

Una de las pocas películas de terror que los críticos deben tomar en serio, Jonathan Demme El silencio de los corderos termina con Clarice Starling atrapando a Buffalo Bill y siendo honrada con una fiesta por sus colegas del FBI.

Mientras está en la fiesta, recibe una llamada de un Dr. Hannibal Lecter que se ha escapado, quien le dice siniestramente: «Voy a cenar con un viejo amigo», antes de seguir casualmente al Dr. Frederick Chilton entre la multitud.

3 Goodfellas (1990)

Después de la secuencia culminante del helicóptero en Martin Scorsese Buenos amigos, Henry Hill acepta cumplir con la investigación del FBI y critica a todos sus amigos a cambio de un lugar cómodo en el Programa de Protección de Testigos. En su narración en off, Henry explica que la vida como testigo federal es su propio tipo de prisión después de años de lujosa vida mafiosa.

En la toma final, sale de su nueva casa suburbana para recoger el periódico y ve a su amigo golpeado Tommy DeVito disparándole. Scorsese usa esto Gran robo de tren– Toma inspirada para visualizar los peores miedos de Henry llegando a buen término.

2 El club de la lucha (1999)

La película de culto para acabar con todas las películas de culto, la de David Fincher Club de la lucha está protagonizada por Edward Norton como el narrador y Brad Pitt como Tyler Durden, el excéntrico nuevo amigo con quien crea “Project Mayhem”, un grupo anarquista comprometido con derrocar a los bancos y corporaciones más grandes de Estados Unidos.

Después de todas las revelaciones de giros de la película, el narrador se encuentra en la incómoda situación de haber manipulado los rascacielos corporativos de la ciudad con explosivos. En la toma final, toma la mano de Marla Singer y observa cómo los edificios se derrumban, ambientados maravillosamente con los sonidos de «¿Dónde está mi mente?». por los Pixies.

1 Thelma y Louise (1991)

Protagonizada por Geena Davis y Susan Sarandon como un par de mejores amigas que huyen después de escapar de un intento de agresión sexual, Ridley Scott’s Thelma y Louise es aclamada como una obra maestra feminista.

Al final de la película, cuando queda claro que no pueden evadir la ley, Thelma y Louise deciden conducir por el borde de un acantilado. Scott congela el fotograma antes de rodar los créditos finales. Este es uno de los finales de películas más icónicos (y más parodiados) de todos los tiempos y, 30 años después, todavía tiene un gran impacto.

Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba
La Neta Neta Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Dismiss
Allow Notifications