USA

Los mejores auriculares sumergibles con una buena batería

Si hablamos de auriculares, la lista de modelos entre los que elegir es amplísima. Así, dentro de esta categoría de producto algunos están pensados para utilizarse en actividades deportivas; de ahí, que presenten no solo resistencia al sudor sino también al agua. Se reconocen de forma fácil, ya que en su caja aparecen las letras IPX seguidas de un número que informan al usuario del grado de protección que tienen frente al agua.

Dos de las protecciones más altas están representadas por los estándares IPX7 e IPX8. Mientras que el primero admite la inmersión completa de los auriculares en agua durante 30 minutos a un metro de profundidad, el segundo no solo soporta una inmersión completa y continúa: lo hace, además, a mayores profundidades y suelen ser modelos pensados para la práctica de la natación.

¿Qué modelos de auriculares sumergibles hemos elegido?

Se han seleccionado cuatro modelos, dos compatibles con IPX7 y dos con IPX8. Son los siguientes: JBL Reflect Mini NC (8), Samsung Galaxy Buds Pro (8), Suntech Argos Hybrid (7,5) y Sony Walkman NWWS413 (8,75). Estos son los criterios valorados al analizarlos:

– Diseño: desde la perspectiva de la comodidad de uso y materiales seleccionados para su fabricación.

– Sonido: ¿qué calidad sonora ofrecen? ¿el sonido es limpio, rico, potente?

– Sistema de control: cómo de intuitivos resultan los controles al interactuar.

– Autonomía: todos los modelos son completamente inalámbricos y, en este caso, la autonomía proporcionada por sus baterías ha dejado buenos resultados.

Comparativa auriculares sumergibles: así los hemos probado

Hemos puesto a prueba durante varios días cada uno de estos auriculares sumergibles teniendo en cuenta la certificación IPX incorporada. Hemos comprobado su comodidad de uso, qué tal resultan sus controles, la autonomía de sus baterías y la calidad sonora ofrecida.

Los Sony Walkman han resultado ganadores de esta comparativa. Sorprende su ergonomía y que el diseño no solo resulte a prueba de agua, sino que resista también el polvo. Incluyen función de carga rápida y su calidad sonora asegura una buena experiencia.

Auriculares sumergibles Sony Walkman

No se trata de unos auriculares al uso. La propuesta de Sony destaca por incorporar un reproductor MP3 de 4 gigas de tamaño que, a través de un accesorio especial incluido en la caja, permite volcar directamente nuestras canciones favoritas. Para acompañar nuestras sesiones de entrenamiento es una alternativa idónea: así, su diseño está preparado para resistir la arena, el polvo y la gravilla, además de temperaturas extremas (tanto altas como bajas). El agua también, incluida la salada, a profundidades de hasta 2 metros.

A este respecto, los Sony Walkman se acompañan no solo de los clásicos adaptadores, sino unos tapones especiales para practicar natación que están recubiertos por una capa especial para que el agua no les dañe. Si nunca antes hemos probado un modelo de este tipo la sensación al nadar es un tanto extraña, aunque te acabas habituando. Mientras, los habituados a escuchar música a un volumen alto notarán que estos auriculares inalámbricos resistentes al agua ‘suenan’ un poco bajos. Fuera del medio acuático, la experiencia sonora es mucho más rica y completa. No esperábamos tan buenos resultados en lo que a ergonomía se refiere y se agradece, por otro lado, que el fabricante haya optado por un accesorio en forma de tira alargada de plástico que ayuda a tensarlos. Lo que conseguimos con ello es adaptarlos de la mejor forma posible al diámetro de nuestra cabeza.

Nuestra elección y mejor relación calidad-precio

Los controles son físicos y están repartidos en cada auricular; incluye un modo de sonido ambiente; y la autonomía se aproxima a las nueve horas de uso. Se cargan bastante rápido y tiene como extra una función de carga rápida: basta con invertir tres minutos para obtener 60 minutos de funcionamiento.

Compra por 78,96€ en Amazon

Auriculares sumergibles JBL Reflect Mini NC

En tres colores (azul, blanco y negro), tienen certificación IPX7: esto significa que, de acuerdo a la clasificación IP de resistencia al agua, ofrecen protección frente a inmersiones de hasta un metro durante 30 minutos. El contenido de su caja incluye, además de los auriculares, diferentes adaptadores para la oreja y el pabellón auditivo, así como un estuche de carga ‘alimentado’ a través del cable USB de tipo C suministrado que proporciona una autonomía complementaria de 14 horas.

Con detalles reflectantes, en lo que respecta a su fabricación, los materiales se perciben de buena calidad y duraderos, siendo idóneos para la práctica deportiva. Cada auricular, que pesa 6,8 gramos, se fija muy bien al oído, por lo que es posible moverse libremente sin temor a que se caigan. Aunque la ergonomía resulta correcta, es mejorable sobre todo si van a utilizarse en sesiones de más de 40 minutos.

Para sacar sacarles el máximo provecho, hay que descargarse la aplicación My JBL Headphones. Una de las características que más nos ha gustado son las posibilidades de su ecualizador: por defecto incluye los modos ‘Jazz’, ‘Bass’ y ‘Vocal’, aunque lo interesante es personalizarlo según nuestros gustos. Así, la calidad sonora que arrojan estos auriculares true wireless intraaurales es muy buena y el audio destaca por su potencia y nitidez, desenvolviéndose francamente bien en las distintas frecuencias. Desde esta misma app, activamos (entre otras opciones) su sistema de cancelación activa del ruido (el efecto es muy leve) y el asistente de voz de nuestro smartphone. También se puede asignar a cada auricular mediante toques funciones relacionadas con el control de la reproducción, volumen y sonido ambiental, así como las llamadas recibidas a través de sencillos gestos.

La alternativa

En cuanto a la batería, su autonomía se aproxima a las seis horas, pero activando la función de apagado automático se gestiona mucho mejor.

Compra por 99,99€ en Amazon

Auriculares sumergibles Samsung Galaxy Buds Pro

Nos encontramos ante unos auriculares true wireless de gama alta disponibles en los siguientes colores: violeta, plata y negro. Como los JBL Reflect Mini NC, sus características revelan que dispone de una resistencia IPX7 al agua, es decir, están protegidos contra inmersiones (agua dulce) de un metro de profundidad máximo durante 30 minutos.

Aunque se trata de un reclamo interesante para aquellos usuarios que buscan unos auriculares inalámbricos resistentes al agua, la principal baza que juegan es, sin duda, el rendimiento proporcionado y la calidad del sonido ofrecido. En este sentido, los Galaxy Buds Pro suenan estupendamente bien. La experiencia es tan buena que han conseguido la máxima puntuación en este apartado: para ello, cada auricular ha sido equipado con un driver de 6,5 milímetros para los agudos y otro de 11 milímetros para los graves. También sorprende de manera positiva cómo responde su tecnología de cancelación activa del ruido con respecto a su antecesor.

Los auriculares lucen un diseño que resulta moderno y actual. Esta estética nos ha gustado mucho. También los acabados que luce y la sensación al tacto. Sin embargo, no son tan cómodos como nos hubiesen gustado. Con los controles sucede algo similar. Es recomendable, por otro lado, descargarse la aplicación para Galaxy Wearable. Solo está disponible para Android y algunas de sus opciones solo se pueden utilizar si además contamos con un terminal de Samsung. Las funciones que sí podemos utilizar están relacionadas con el control de sonido ambiente y el ruido; consultar el estado de la batería o la detección de voz: los auriculares reconocen que estamos hablando y bajan el sonido para dirigirnos a nuestro interlocutor de manera más cómoda.

De gama alta

Ofrecen la opción de utilizarlos como manos libres y se recargan a través de un estuche que sirve como base de carga inalámbrica, la cual se conecta al puerto de carga elegido a través de una conexión USB de tipo C.

Compra por 146,85€ en Amazon

Auriculares sumergibles Suntech Argos Hybrid

Estos auriculares acuáticos Bluetooth siguen la filosofía de la propuesta ofrecida por Sony de la mano de su modelo Walkman. Por lo tanto, se caracterizan por incorporar un reproductor de música digital que permite almacenar en su memoria interna hasta 8 GB de canciones (archivos MP3 y WMA, entre otros). Con respecto a su adversario, esta capacidad es mayor y como tienen el añadido de integrar Bluetooth 4.2 también se pueden emparejar con el teléfono móvil.

Su calidad sonora es ajustada en ciertos momentos y echas en falta un audio con más brillo, ‘cuerpo’ y potencia. Sin embargo, cabe recordar que la franja de precios en la que se mueven es inferior a la de sus adversarios. No faltan, por otro lado, los clásicos recambios de almohadillas de goma de silicona (diseño intrauditivo) que suelen traer esta clase de propuestas, de las cuales las hay específicas para la práctica de la natación: se identifican rápidamente gracias a un diseño ligeramente más alargado.

Los auriculares pesan 27 gramos, por lo que se sienten ligeros nada más ponértelos. Por su parte, la ergonomía es mejorable (al sistema que fija y encaja cada auricular en la oreja le falta mayor estabilidad) y la calidad de los materiales es correcta. Todos los controles se ubican en el auricular derecho (subir y bajar volumen, encendido/apagado, reproducir/pausa, avanzar/retroceder entre las pistas musicales, y cambiar entre los modos Bluetooth/MP3).

Una opción económica

Nos ha gustado mucho cómo se ha resuelto el sistema de carga de la batería: se trata de un clip USB que recuerda a una pinza. La autonomía oscila entre las cinco y las seis horas.

Compra por 59,99€ en Amazon

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 24 de junio de 2021.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba