México

Omisiones deliberadas contra INAI podrían exponer ‘crisis constitucional’: Gil Zuarth

El analista político Roberto Gil Zuarth habló en Aristegui en Vivo acerca de su texto “La Crisis del Cumplimiento”, donde anticipa cuáles podrían ser los escenarios que enfrentaría el Senado de la República de no nombrar las vacantes existentes en el Instituto Nacional de Transparencia (INAI).

Ante la inacción del Senado para nombrar a los comisionados del INAI faltantes, Zuarth aseveró que “hay una  estrategia deliberada del Gobierno y de su mayoría en el Congreso, de captura, colonización o cancelación de los órganos autónomos o de relevancia constitucional”, además de destacar que no es únicamente una cuestión del INAI y hay vacantes en muchos órganos de funciones técnicas”.

Según recuenta el especialista, desde 2022 se generaron 2 vacantes de comisionados en el INAI, que ahora ya son 3, y debido a como establece el diseño institucional del organismo,  este no puede funcionar sin al menos cinco comisionados, perdiendo así sus atribuciones constitucionales de proteger los datos y garantizar el acceso a los ciudadanos a información pública.

“No basta una mayoría simple, debe ser agravada“, por lo que, según la ley, no puede funcionar con únicamente los cuatro miembros con los que cuenta en este momento.

“Lo que sucedió es que el Senado fue omiso en resolver esta vacantes” desde 2022, hace ya más de un año, y por lo cual el caso de inacción fue presentado ante la Suprema Corte de Justicia, quienes dieron la razón a la denuncia y sentenciaron dos puntos importantes que sientan un precedente para este tipo de casos.

El primero, es que la Corte dictaminó que el INAI “puede funcionar con cuatro comisionados porque no se puede quedar la transparencia y datos sin su órgano garante” mientras el Senado no decida quiénes ocuparan al menos dos de las 3 vacantes.

El segundo punto destacado, es que se puso un plazo para colmar la omisión, por lo que están obligados a nombrar a al menos dos de los comisionados antes de que concluya el periodo del 15 de diciembre de este año.

En cuanto a las consecuencias de no acatar en el tiempo y forma establecidos, Zuarth destacó que se  “tendría que activar el régimen de cumplimiento de las sentencias de los órganos del Tribunal Constitucional” donde, si un servidor público incumple una suspensión de amparo reiteradamente, “se puede ir a la cárcel“.

Para sustentar esto, mencionó el “caso emblemático del desafuero”, donde se estableció que “cuando se deja de cumplir una resolución límite, de un juez constitucional, la consecuencia es que la autoridad responsable sea destituida de su cargoconsignada ante un juez para efectos de responsabilidad penal“.

Como precedente de la forma en que la Corte podría actuar en caso del no nombramiento, el analista político destacó un caso ocurrido en Jalisco, en el cuál se resolvió la destitución del presidente del Congreso del estado por incumplir una suspensión que ordenaba reponer parte del procedimiento para la elección de magistrados. La importancia de este caso, es que no se destituyó al pleno, únicamente al presidente quien fue directamente judicializado por la Corte como responsable penal del hecho.

¿Qué podría pasar si no se resuelve antes del plazo del 15 de diciembre?

“Si no resuelve el senado las dos vacantes, deberá abrirse el expediente de incumplimiento de resolución y se destituirá de manera fulminante a la presidenta del senado (Ana Lilia Rivera Rivera) y la Corte judicializará el caso para efectos de responsabilidad penal”.

¿Puede la corte obligar al consenso político?

“Inicialmente no, pero hay una obligación constitucional que es nombrar“, destacó Zuarth. “En el INAI ha pasado más de un año y no se ven muchas ganas de nombrar. Debe haber espacio de negociación pero cuando ya no es razonable la resolución, la corte hace una reflexión y aunque no te obliga a generar un consenso, te obliga a ejercer tu responsabilidad constitucional“.

La inacción política y una posible crisis constitucional

En este punto, determinó que podríamos estar ante una “posible crisis constitucional” si el Senado opta por mantener una posición de no nombramiento de estos miembros del INAI, ya que representaría un “desacato de una resolución de nuestro máximo tribunal”. En la misma nota, destaco que hay “centenas de nombramientos pendientes en el Senado” y este caso no es único, “hay una omisión deliberada”.

Partiendo del caso de lo que está ocurriendo en estos  momentos en Nuevo León con el nombramiento de un gobernador interino que sustituya a Samuel García, declaró que “es imposible que no se puedan poner de acuerdo en un interinato y aunque Samuel tenga aspiraciones, no puede quedarse sin gobernador el estado. La política no está resolviendo los problemas, no es culpa de la Corte, es de las motivaciones que no hay en la política“.

Ve aquí la entrevista completa con Roberto Gil Zuarth en Aristegui en Vivo:

Your browser doesn’t support iframes


Source link

Mostrar Mas

¿Ya viste esto?

Back to top button