Noticias Internacionales

Palizas y amenazas de muerte, la historia de rehenes liberados por Hamás

Mujeres y niños israelíes, a su regreso de ser privados de su libertad por Hamás, dicen haber sido golpeados y amenazados de muerte, trasladados de un lugar a otro y obligados a conversar entre susurros durante semanas, aseguran sus familias.

La mayoría de los rehenes liberados durante una tregua de seis días han sido trasladados de urgencia a hospitales, en un país que aún se recupera de la conmoción de los secuestros durante el ataque de Hamás el 7 de octubre en el que Israel sostiene que murieron mil 200 personas.

Danny Brom, director de METIV, el Centro de Psicotrauma de Israel, dijo que algunos necesitarán tratamiento médico pero otros no. Muchos necesitarán hablar, y ‘es necesario restablecer es la sensación de control’, afirmó y explicó.

Las personas que pasan por cosas horribles no están enfermas. Necesitan afrontarlo, necesitan espacio, tiempo y un ambiente cálido para poder hacerlo, pero no necesariamente en un entorno médico.

Desde que comenzó la ronda de liberaciones, los rehenes israelíes liberados se han mantenido alejados de los medios.

Sus historias han salido a la luz a través del filtro de miembros de la familia, sin verificación independiente, ofreciendo un indicio de su terrible experiencia. La mayoría de los 240 rehenes que Israel dice que fueron capturados el 7 de octubre todavía están en cautiverio.

Deborah Cohen dijo a la cadena de televisión francesa BFM que le dijeron que su sobrino de 12 años, Eitan Yahalomi, y otras personas recibieron palizas por residentes de Gaza a su llegada al enclave después del ataque de Hamás. Además, comentó que sus captores le hicieron ver imágenes de la violencia del grupo militante.

Cada vez que un niño lloraba, lo amenazaban con un arma para que se callara. Una vez que llegaron a Gaza, todos los civiles, todos los golpeaban… Estamos hablando de un niño de 12 años.

Hamás describe el trato a los rehenes como humano y dice que los ha tratado de acuerdo con las enseñanzas islámicas para preservar sus vidas y su bienestar.

Rehén de Hamás siendo liberada.

Pero el grupo militante palestino dice que algunos rehenes murieron en ataques aéreos durante una ofensiva militar lanzada en respuesta al asalto del 7 de octubre.

Hablando en susurros

A las familias de dos niñas que permanecieron juntas les resultó difícil escuchar a sus hijos cuando regresaron a casa porque sólo hablaban entre susurros.

Thomas Hand, padre de Emily Hand, de nueve años, comentó la cadena CNN.

Tuve que acercar mi oído a su boca para oír. En cautiverio le dijeron que no hiciera ningún ruido. Puedes ver el terror en sus ojos.

A su regreso, le dijeron que Narkis, la ex esposa de Hand que había ayudado a cuidar a Emily, había sido asesinada el 7 de octubre.

Anoche lloró hasta que se le puso la cara roja, no podía parar. No quería ningún consuelo, supongo que se olvidó de como consolarse. Se metió bajo las sábanas, se cubrió y lloró en silencio.

Emily Hand y su padre Thomas.

Yair Rotem dijo que su sobrina Hila Rotem Shoshani, de 13 años, estaba detenida con Emily Hand y que ahora también hablaba en susurros. Habló de abrazar a su madre Raaya, todavía en Gaza, quien lloró cuando le quitaron a las niñas antes de su regreso a Israel.

Merav Mor Raviv dijo que su prima Keren Munder, Ohad, el hijo de nueve años de Keren y su madre Ruth, fueron amenazados de muerte si no hacían lo que se les pedía.

Además, le dijo al Canal 12 de Israel que fueron trasladados de un lugar a otro, tanto bajo tierra como en la superficie. Perdieron peso porque a veces la comida escaseaba y comieron principalmente arroz y pan de pita durante días.

Ohad Munder con su familia tras ser liberado.

Los funcionarios de los hospitales israelíes dicen que los rehenes padecían una mala salud nutricional y a muchos con enfermedades crónicas se les negó tratamiento médico, lo que les provocó graves problemas de salud.

Elma Avraham , de 84 años, dada de alta el domingo, estaba ‘luchando por su vida’, según el personal del hospital.

‘La retuvieron en condiciones terribles’, dijo su hija Tali Amano.

Mi madre llegó horas antes de que la hubiéramos perdido.

(Con información de Reuters)


Source link

Mostrar Mas

¿Ya viste esto?

Back to top button