Economía

Prevé OCDE desaceleración del PIB de México para 2023

Debido a la invasión de Rusia contra Ucrania, además de la pandemia de Covid-19, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señaló que la economía mundial está pagando un alto precio. Y según sus estimaciones, México conseguirá un crecimiento de 1.5% en el PIB del año próximo, tasa inferior en seis décimas al pronóstico de 2.1% previsto por ellos mismos en junio.

En un informe presentado por dicho organismo de cooperación internacional pronostica que tanto la inflación general como la subyacente se mantengan elevadas en gran parte de Europa debido al endurecimiento de la política monetaria internacional. 

Por otro lado, la OCDE apunta que el panorama de la inflación en las principales economías de mercados emergentes varía ampliamente. La inflación es baja y estable en China, mientras que en Brasil y México se espera que disminuyan las presiones significativas hacia los objetivos a medida que surtan efecto las subidas de tipos de interés. 

En el Interim Economic Outlook, los expertos de la OCDE ajustaron al alza su pronóstico para el PIB mexicano de este año, para dejarlo en 2.1% desde 1.9% que tenían proyectado hace tres meses. De manera que la proyección actualizada para el 2023, supone una desaceleración; estiman que el próximo año la inflación de México registrará una variación de 4.9% anual, que supera en cinco décimas la expectativa que divulgaron en junio.

La Organización prevé que las tasas de inflación muy altas en Türkiye y Argentina continúen en 2023, aunque algo más bajas que en 2022, agregó.

Agrega la OCDE que las presiones inflacionarias se están extendiendo más allá de los alimentos y la energía en casi todas partes, y las empresas de toda la economía pasan por mayores costos de energía, transporte y mano de obra. Las presiones inflacionarias más amplias ya eran evidentes en los Estados Unidos a principios de 2022, y ahora también se están viendo en la zona del euro y, en menor medida, en Japón.

Finalmente, la OCDE dijo que sin una diversificación suficiente del suministro y reducciones ordenadas de la demanda, la escasez podría hacer subir los precios mundiales de la energía, afectar la confianza y las condiciones financieras y requerir un racionamiento temporal del uso de gas por parte de las empresas. 

En conjunto, estos shocks podrían reducir el crecimiento de las economías europeas en más de 1¼ puntos porcentuales en 2023, en relación con el escenario de referencia, y aumentar la inflación en más de 1½ punto porcentual. Esto empujaría a muchos países europeos a una recesión en 2023. Para el mundo, la inflación aumenta más de ½ punto porcentual en 2023, con una reducción del crecimiento de poco menos de ½ punto porcentual.


Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba