DeportesMotoGP

Seis años sin Luis Salom

Ayer un 3 de junio de 2022 se cumplían seis años de la muerte de Luis Salom. Seis años en los que el Circuito de Barcelona se quedó en un sepulcral silencio.

Por todos es sabido que el motociclismo es un deporte de riesgo, en el que cada día se juegan la vida. Sin embargo, nunca te paras a pensar que puede llegar el momento en el que haya que decir adiós a un piloto. Por desgracia, ese día llego, el piloto conocido como Mexicano marchó dejando un gran vacío en el motociclismo español y en especial en su familia. 

Luis Salom cumplía su octavo año en el mundial, el tercero en Moto2. Durante su paso por la inferior de las categorías luchó hasta el final por el mundial en 2012 y 2013 y a día de hoy sigue ostentado récords que nadie ha conseguido mejorar. Se fue con nueve victorias y veinticinco podios en las ocho temporadas que estuvo en la élite consiguiendo el último en GP de Qatar de ese mismo año. 

Todo transcurría con normalidad, como cualquier viernes de entrenamiento, en los segundos libres de GP de Cataluña. Luis rodaba como un día más, pero en la curva 12, un punto en que se llega a gran velocidad, aproximadamente 150 km por hora, perdió el control de la moto. Ambos se fueron al suelo y lo más raro de todo es que continuaron la misma trayectoria. En primer lugar, la moto impactó contra las protecciones con tan mala suerte que al rebotar colisionó contra el joven piloto mallorquín


Lee también

Elvira González


Lee también

Elvira González

Horizontal


Lee también

Elvira González

Horizontal

En ese momento nadie se esperaba el desenlace que se iba a comunicar apenas minutos después. El piloto fue tratado en pista y trasladado al hospital en ambulancia, ya que era más seguro que en helicóptero y la velocidad era algo que apremiaba para tratar de poder recuperar a un maltrecho Salom. Pero por desgracia no se pudo hacer nada, Luis Salom había muerto y se sumaba a la lista de pilotos que perdían la vida en este último siglo en un circuito junto con Daijiro Kato, Shoya Tomizawa, Marco Simoncelli y posteriormente Jason Dupasquier. 

Su carisma, cercanía y alegría hace que pese a su despedida con tan solo 24 años, Luis sigue siendo evocado en todos los circuitos. Pero si algo se recuerda de él, más allá de su religiosidad y tatuajes, es su complicidad con la que era su mano derecha, su madre María, que nunca se separó de su lado. Son muchas las anécdotas y demostraciones de cariño que ambos mostraron frente a las cámaras. María Horrach era una mujer encantadora y muy querida dentro del Paddock, aunque si algo destacaba por encima de todo era su larga melena rizada por la cual su hijo tenía devoción y con él se fue para siempre, ya que el día del funeral apareció rapada porque sus rizos se fueron entre las manos de su hijo. 

Pilotos como Maverick Viñales o Ana Carrasco continúan llevándolo consigo cada vez que se suben a la moto. La piloto de Moto3 ha presentado para el Gran premio de casa un casco especial en el que sigue recordando a Luis. También se ha podido ver a Pol Espargaró acercarse con un ramo de rosas al mural que le rinde homenaje, al cual Alex Márquez también acudió.




Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba