Repaso

The Royal Treatment Review: Massoud y Marano Charm In Bland Netflix Fairytale

Aunque carece de inventiva y profundidad para la ficticia Lavania, The Royal Treatment sigue el camino insípido de sus predecesores.

El universo cinematográfico real de Netflix se expande con su último cuento de hadas moderno El tratamiento real esta vez, está fuera de la temporada de vacaciones. Al público se le presenta a Thomas, el Príncipe de Lavania (Mena Massoud) e Izzy (Laura Marano), la valiente peluquera estadounidense destinada a sacudir su rígido mundo. El tratamiento real juega mucho como El interruptor de la princesa y un principe navideño películas, menos el elemento navideño. Izzy aprovecha la oportunidad para convertirse en el peluquero de la boda del príncipe, pero las cosas se complican cuando él e Izzy comienzan a enamorarse.

Mena Massoud debería haber estado entre la nueva generación de hombres destacados después de su papel estelar en la acción en vivo de Disney. Aladino. Sin embargo, al estilo predecible de Hollywood, Massoud no ha podido capitalizar ese éxito masivo. Aquí llega Netflix al rescate, con un protagónico muy aburrido para que muestre su carisma. De acuerdo, como dice Izzy en la película, Thomas es de cartón. Si uno puede recordar lo insípidos que eran el Príncipe Ricardo y el Príncipe Eduardo de un principe navideño y El interruptor de la princesa, respectivamente, entonces el príncipe Thomas se hizo a su imagen. Ninguna cantidad de encanto puede salvar a Massoud de lo que es un papel aburrido. Pero a través de puro esfuerzo hercúleo, se las arregla para ser algo tolerable y lindo en algunas partes.

VÍDEO DEL DÍA
The Royal Treatment Review Massoud y Marano Charm In Bland.5

A pesar de los mejores esfuerzos de Massoud, Laura Marano está configurada para ser la protagonista principal de esta película, con mucha más atención puesta en crear una joven sensata, empática y optimista que está destinada a cosas más grandes y mejores. Izzy es en gran medida el arquetipo que Vanessa Hudgens ha popularizado en sus películas de Netflix. El interruptor de la princesa. Izzy es una orgullosa italoamericana con un corazón de oro y suficiente ingenio y encanto para seducir a casi todos los que conoce. Marano tiene en ella hacer suyo este personaje, e infunde a Izzy esa energía de Disney Channel que es muy apropiada para estas películas.

La puesta en escena y la iluminación no son para quedarse boquiabiertos, y la actuación es mediocre en todos los ámbitos. Todo el mundo es un arquetipo, y la narrativa sigue una trayectoria muy predecible. Lo único que tiene esta película sobre las demás es que hay un esfuerzo en el guión para completar estos personajes. Al romance se le da espacio para crecer y florecer sin trucos, mientras que las otras películas son solo trucos. El guión de Holly Hester se destaca por comprometerse realmente con la pareja clave y hacer que se unan en algunas conversaciones significativas. Además, la pareja en realidad se ayuda mutuamente al crecer y aprender de sus encuentros.

1642879274 423 The Royal Treatment Review Massoud y Marano Charm In Bland.5

Hay que decir que películas de Netflix como El tratamiento real son incapaces de imaginar un falso reino que no sea explícitamente europeo. A pesar de que esta es la primera de las películas de cuento de hadas de Netflix que presenta a un hombre de color como el príncipe, Lavania, que se encuentra al este de Aldovia, y sus habitantes no tienen características distinguibles más allá de ser un reino europeo anodino. Se inserta una línea descartable para darle sentido, con Izzy describiendo a Lavania como un crisol y que hace cientos de años estaba en la ruta comercial a la India. Pero ¿una ruta comercial desde dónde y para quién? Tenemos un príncipe de piel morena llamado Thomas, una parte «turbia» de la ciudad llamada «Uber de Gleise», que en alemán significa «Over the Tracks», todos hablan inglés con distintos acentos británicos, y los indicadores culturales sugieren que el país podría ser ubicado en algún lugar de Europa, el Mediterráneo, o por alguna extraña razón, el Caribe.

Quizás se deba a las limitaciones de filmar durante una pandemia o al miedo de Netflix de hacer que cualquier cosa parezca demasiado étnica, pero la falta de imaginación frena mucho. El tratamiento real disfrute. Se pone más esfuerzo en completar la herencia italiana de Izzy (que coincidentemente también es herencia de Marano) que en crear un reino digno de un actor de ascendencia egipcia. El casting daltónico está muy bien cuando se trata de brindar oportunidades, pero descuidar el origen racial y étnico de alguien no debería ser un medio para la igualdad.

El tratamiento real es, en última instancia, una diversión benigna. Es dulce, simple y aburrido. No reinventa la rueda y carece de creatividad, pero tiene una mejora notable en la dirección y la cinematografía que la hace destacar del resto. Aunque le falta la invención y la profundidad de la ficción Lavania, y más aún con Thomas, la película sigue el camino insulsamente trazado de sus predecesores. Claramente, la fórmula está funcionando para Netflix, pero eso no significa que no se pueda mejorar. Con suerte, próximas entregas. El tratamiento real (si es que los habrá) tomará nota del interés de Izzy por viajar por el mundo y la historia y ampliar sus horizontes.

El tratamiento real comenzó a transmitirse en Netflix el viernes 20 de enero. La película tiene una duración de 96 minutos y está clasificada como TV-PG.

Nuestra calificación:

2.5 de 5 (bastante bueno)

  • El trato real (2022)Fecha de lanzamiento: 20 de enero de 2022




Source link

Looks like you have blocked notifications!

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba