DeportesFórmula 1

Acuerdo en la F1: Reducción de presupuestos y aumento de la igualdad

Parecía que habría que esperar más. Las conversaciones entre equipos eran tensas. Pero la actual situación de crisis económica debido al coronavirus aprieta y los conjuntos de Fórmula 1 por fin alcanzaron un acuerdo. Este viernes, las 10 escuderías que conforman la actual parrilla del ‘Gran Circo’ dieron su visto bueno al pacto que debe marcar el futuro de una competición que busca ser más igualada, competitiva y emocionante que lo que es actualmente.



Con este fin, ya se creó la llamada ‘revolución de la F1’, el cambio de reglas que debía implantarse en 2021 y que por el coronavirus finalmente se aplazó para 2022. Y quedaba lo más difícil, el ‘kit’ de la cuestión, pactar el futuro del famoso techo presupuestario que entrará en vigor a partir de la próxima temporada, que en un principio debía ser de 175 millones de dólares y que por la crisis del Covid-19 se redujo a 145 millones de dólares para 2021.

Ahora, con este nuevo pacto ya apodado ‘New Deal’, se acordó una reducción gradual de dicho presupuesto para los próximos años que debería ayudar para que se reduzcan las actuales enormes diferencias que hay entre los 3 grandes dominadores del campeonato, Mercedes, Ferrari y Red Bull, con el resto.

Precisamente, el presupuesto de los grandes en 2019 fue superior a los 450 millones de euros, mientras que los equipos más modestos a penas podían permitirse un gasto de 150 millones para todo el curso. Limitar hasta los 145 millones de dólares el techo presupuestario es un gran paso, aunque los equipos grandes deberían seguir siéndolo debido a que en este techo no se tendrán en cuenta los sueldos de los pilotos, el de los tres ingenieros que más cobren en una escudería, y otros conceptos de marketing.

Pese a ello, esta nueva normativa va en la buena dirección, más aún tras el acuerdo de este viernes, que prevé una rebaja de este techo para 2022 de 5 millones, siendo de 140, y de otros 5 para 2023, llegando a un límite de presupuesto por equipo de 135 millones de dólares que se mantendrá por tres cursos.

Esta cifra sigue estando lejos de los 100 millones de dólares de techo que pedían equipos como McLaren, algo ante lo que incluso Mercedes se mostraba a favor, pero no así Ferrari y Red Bull, que de alguna manera, se salieron un poco con la suya al ver como finalmente en 2023 tan solo se rebajará este límite en 10 millones con respecto a 2021.

Mercedes es el gran dominador de la actual era híbrida, ganando todos los títulos desde 2014
Mercedes es el gran dominador de la actual era híbrida, ganando todos los títulos desde 2014

Más concesiones para los más modestos

Además, en dicha reunión, se aprobó otra idea liderada por el presidente de la FIA, Jean Todt, también planteada para reducir la brecha de rendimiento que actualmente divide la parrilla y que hace que la competición sea demasiado predecible. Con este objetivo, a partir de 2022, junto a la llegada del nuevo y revolucionario reglamento, los conjuntos pequeños dispondrán de un mayor tiempo en el túnel de viento para desarrollar sus coches en comparación a las grandes escuderías.

Pese a que la implantación del nuevo coche de 2022 debería suponer un nuevo reparto de cartas en el campeonato, se prevé que los actuales dominadores del campeonato puedan seguir siéndolo de inicio en 2022 al contar con los mejores ingenieros y mejores estructuras para trabajar en el nuevo monoplaza. Teniendo en cuenta esto y para asegurar que aquellos equipos que peor entiendan el cambio de concepto de 2022 puedan atrapar al resto en un menor tiempo, se implantará un sistema de ‘hándicaps’ para dar más tiempo de pruebas en el túnel de viento, desarrollo y simulación aerodinámica a los cuadros que más lo necesiten.

Así pues, en función de los resultados de 2021, el equipo vencedor del Mundial dispondrá de un 90% del tiempo permitido en el túnel de viento, mientras que el último dispondrá de un 112.5% del tiempo, un valor que variará de forma escalonada entre todos los constructores en función de sus resultados de 2021.

Y en 2023, este sistema de ‘hándicap’ será aún más agresivo, dejándole al campeón de 2022 solo un 70% del total del tiempo para las pruebas en el túnel de viento y su desarrollo, y el último clasificado dispondrá de un 115% en una escala que variará un 5% por posición en el campeonato.

Lo que está por ver cómo quedará será la normativa relacionada al desarrollo de motores, en la que también deberían tener mayores restricciones en cuanto a pruebas los motoristas que tengan un propulsor mejor, así como limitaciones en la creación de evoluciones. Todo ello quedará bien explicado cuando la próxima semana el Consejo Mundial de Deportes de la FIA vote de forma definitiva dichos cambios, que posteriormente serán anunciados.

La FIA someterá a votación este pacto la próxima semna
La FIA someterá a votación este pacto la próxima semna

Mayor o menor techo en función del número de carreras

Además, el techo presupuestario de los equipos variará en función de si se añaden o quitan carreras del calendario de F1, reduciendo el techo en 1 millón si se perdiera una cita respecto al curso anterior, o aumentando en otro millón dicho límite si se añadiera una prueba al Mundial.


Source link

Etiquetas

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Adblocker Detectado

Por favor desactiva el bloqueador de anuncios para poder ver el sitio.