DeportesFutbol

Arribas e Isco se apuntan a la Champions

El Real Madrid logró salir de Pucela con tres puntos que aprietan más la lucha por la Liga y sin contar más lesionados en una enfermería que ya tiene overbooking. Las tres paradas salvadoras de Thibaut Courtois, el gol de Casemiro y el trabajo del centro del campo fueron los tres argumentos que sostuvieron al Madrid ante el Valladolid. Las urgencias para el Madrid eran evidentes, pues necesitaba aprovechar el pinchazo del Atlético de Madrid contra el Levante con un equipo bajo mínimos, con solo Isco como único jugador de campo de la primera plantilla disponible en el banquillo.

La peor noticia para el Madrid antes de encarar la idea de los octavos de final de la Champions ante el Atalanta en Bérgamo fue la pobre prestación del trío atacante titular formado Vinicius, Mariano y Asensio, sustituidos de una tacada en cuanto Casemiro adelantó al Real Madrid en el minuto 65’.

El brasileño y el mallorquín empezaron el partido entonados pero fueron perdiendo chispa a medida que transcurrían los minutos y el Valladolid se juntaba mejor en la retaguardia. Mariano, siempre voluntarioso, vio puerta dos veces pero las dos veces estaba en posición de fuera de juego. Entre los tres apenas pudieron generar ocasiones de gol y no hubo ningún tipo de conexión entre ellos. Asensio y Vinicius, que no dispararon a puerta, echaron mucho de menos a Benzema, el jugador sobre el que orbita el ataque de los de Zinedine Zidane.

Con el marcador a favor ingresaron en el terreno de juego en el minuto 66’ Isco, Arribas y Hugo Duro. Mientras que el ‘9’ quedó limitado a buscarse la vida entre los centrales blanquivioletas y solo pudo completar un pase en los 24 minutos que disputó en su debut oficial.

Arribas e Isco, que se metieron entre líneas, se convirtieron en los mejores socios para Modric y Kroos, que se dedicaron a templar el juego para apaciguar el conato de reacción del Valladolid en el tramo final del encuentro. Al malagueño se le vio activo y con chispa, no erró ni un pase de los 15 que intentó y solo perdió dos balones en 24 minutos, según los datos de Opta, y además fue el jugador del Madrid que más regates completó.

Arribas, uno de los canteranos predilectos de Zinedine Zidane, también estuvo participativo y fue capaz de alternar el juego horizontal con alguna carrera en profundidad. Tuvo en sus botas el 0-2 pero no supo embocar el centro desde la izquierda de Ferland Mendy.

Tanto el malagueño como el canterano demostraron a Zidane en Pucela que pueden ser alternativas para el once en Bérgamo, toda vez que Asensio, Mariano y Vinicius sembraron muchas más dudas con sus discretas actuaciones.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba
Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Dismiss
Allow Notifications